Ryan Peterson estaba patinando en un lago congelado durante su hora de almuerzo cuando se encontró con tres ciervos atrapados en el hielo el pasado 3 de diciembre.

Cuando halló a los animales, asustados y sin poder moverse, el hombre, originario de Ontario, en Canadá, supo que tenía que actuar rápido.

“Regresé al trabajo y agarré un poco de cuerda. El hielo todavía era demasiado fino para cualquier tipo de vehículo, por lo que el patinaje era la única opción”, dijo al sitio Storyful.

Así, patinando, logró acercarse a los ciervos. Ató las cuerdas alrededor del cuello de cada uno de ellos y los arrastró hacia la orilla del lago. Allí, los animales recuperaron el equilibrio y se pusieron de pie.




“Los dos más jóvenes salieron corriendo de inmediato, pero la hembra se quedó con lo que parecía una cadera o pierna lesionada”, contó Peterson.

El hombre avisó al Ministerio de Recursos Naturales de Ontario. Sin embargo, desde la institución le respondieron que por razones de seguridad -ya que el lago no estaba completamente congelado- los empleados no podría acudir al lugar para rescatarla.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: