La historia de Moose se volvió viral en redes sociales porque el lunes 17 de junio la asociación de rescate animal NorthStar Pet Rescue publicó la fotografía de labrador negro de tres años, al lado de la cama que ocupó en el hospital su dueño, quien lamentablemente falleció. (Foto: Facebook)
La historia de Moose se volvió viral en redes sociales porque el lunes 17 de junio la asociación de rescate animal NorthStar Pet Rescue publicó la fotografía de labrador negro de tres años, al lado de la cama que ocupó en el hospital su dueño, quien lamentablemente falleció. (Foto: Facebook)

El amor de una mascota hacia su dueño puede ser infinito y así lo demostró un perro en Nueva Jersey, en Estados Unidos, que esperó por varios días al lado de una cama de hospital sin saber que su amo ya había fallecido.

La historia de Moose se volvió viral en redes sociales porque el lunes 17 de junio la asociación de rescate animal NorthStar Pet Rescue publicó la fotografía de labrador negro de tres años, al lado de la cama que ocupó en el hospital su dueño, quien lamentablemente ya había fallecido.

La triste noticia aún no era conocida por Moose, así que se sentó junto al lecho y miró fijamente por la ventana, con la esperanza de que su dueño regresara por él.

"Moose se sentó pacientemente al lado de la cama del hospital de su papá, esperando a que regresara, sin saber que 'Papá había fallecido'", escribió el grupo de rescate animal que también da en adopción a sus protegidos en Nueva Jersey y Nueva York.

Moose fue acogido por Eleven Hour Rescue, otra organización que cuida a especies animales, pero su estado de ánimo se vio seriamente afectado.

"Él es un chico feliz y siente amor por la naturaleza. Él sólo necesita gente para sanar su corazón. Moose es amado y cuidado", detalló NorthStar Pet Rescue en su publicación en Facebook, donde anunciaron que el joven perro estaría en adopción.

Fue descrito como "una cruza de labrador de 3 años educado, el cual adora a los niños, está bien con los perros (es bastante neutral para ellos), pero no sería destinado tener en un hogar con gatos o aves. Pero con la gente es diferente, el chico los ama!".

La misma organización explicó que se buscaba un hogar para Moose para ayudarlo a sanar su corazón roto tras la muerte de su dueño.

"Si puedes ayudar al corazón de Moose a sanar al ofrecerle una casa de acogida temporal o un hogar permanente, por favor ve a ehrdogs.org y pon una solicitud para conocer a este dulce y amoroso chico. Vamos a reparar este corazón roto juntos", finalizó el post en Facebook.

Este anuncio se viralizó tan rápido que Moose consiguió un nuevo hogar al lado de una "maravillosa familia que le va a cuidar y amar por el resto de su vida!".

Otras historias de amor entre perros y sus dueños

(Foto: @CrisMamprim)
(Foto: @CrisMamprim)

En diciembre del año pasado conocimos a cuatro perros que esperaron a que su dueño saliera de la sala de urgencias del Hospital Regional Alto Vale, de Río du Sul, en Brasil. Llevaban horas en la entrada del servicio de urgencias aguardando pacientemente a que su amo, un indigente sin hogar, fuera atendido.

"Con tanta gente mala por ahí, hoy me encontré con esa escena. En el hospital en el que trabajo, a las 3 de la madrugada, mientras su dueño (habitante de la calle) estaba siendo atendido, sus compañeros esperaban en la puerta. Una persona simple, sin lujos, que depende de la ayuda para vencer el hambre, el frío, los dolores, las maldades del mundo, tiene a su lado los mejores compañeros, y el intercambio es recíproco. Intercambio de amor, cariño, calor, comprensión… una persona que nos confesó que deja de comer para alimentarlos. No sé cómo es su vida, porque está en la calle, y no me importa ni lo juzgo, pero admiro el respeto y el amor que tiene por sus mascotas. Verlos así, esperando en la puerta, solo muestra lo mucho que son bien cuidados y amados. Ay si todos fueran así…. si no tuvieran maldad, malos tratos….", escribió una trabajadora de la unidad médica, Cris Mamprim.

El hombre, diagnosticado con demencia desde 2017, falleció el 8 de abril de este año (Foto: Facebook)
El hombre, diagnosticado con demencia desde 2017, falleció el 8 de abril de este año (Foto: Facebook)

Otro perro amoroso es Chief, que fue fotografiado al lado del ataúd de su dueño en Carolina del Norte, en Estados Unidos. La imagen fue publicada por la funeraria de Huntersville y se viralizó rápidamente.

El hombre, diagnosticado con demencia desde 2017, falleció el 8 de abril de este año, pero fue en la capilla de la funeraria cuando Nina Holcombe (nieta de Anne Marie Sibthorp, novia de Bill), captó el emotivo momento en que Chief se despidió de su gran amigo.