Un inversor revisa los índices en Beijing (AFP)
Un inversor revisa los índices en Beijing (AFP)

Los mercados europeos y asiáticos cerraron con varias pérdidas este jueves, después de que Wall Street sufriera una de sus peores caídas del año y entre temores de que se produzca una recesión en Estados Unidos. Por su parte, la bolsa de Nueva York abrió con una leve recuperación.

En el Viejo Continente, los mercados aminoraron las pérdidas del inicio de la jornada, pero los principales índices cerraron en rojo: el índice FTSE-100 de la bolsa de Londres perdió 1,13%, el DAX de Frankfurt retrocedió 0,7% y el CAC-40 de París terminó con un negativo de 0,27 por ciento.

Por su parte, el Dow Jones de Nueva York abrió con mayor estabilidad que en la previa y arroja un aumento de 0,4% tras algunas horas de intercambios.

Horas atrás, la bolsa de Tokio cerró con una fuerte baja de 1,21%, mientras que en Sídney el mercado cayó 2%, y la bolsa de Singapur se contrajo otro 1,2 por ciento. Hong Kong, que había iniciado la jornada con fuertes caídas, terminó con un alza de 0,8 por ciento, y la bolsa de Shanghái registró un aumento similar.

Señales de recesión

En la víspera, Wall Street cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones cayó un 3,05 % por el descenso en la rentabilidad de la deuda pública de EEUU, que generó una breve inversión en la curva de los bonos del Tesoro a 10 y 2 años (hecho que no ocurría desde 2007, en los meses previos a la Gran Recesión), lo que algunos analistas ven como un indicio de crisis económica.

La actividad en la Bolsa de Valores de Nueva York (AP Photo/ Richard Drew, File)
La actividad en la Bolsa de Valores de Nueva York (AP Photo/ Richard Drew, File)

El sector financiero fue uno de los más perjudicados de la jornada (-3,57%), arrastrado por grandes grupos bancarios como Citigroup (-5,28%), Bank of America (-4,69%), JPMorgan (-4,17%), o Goldman Sachs (-4,20%). También destacó el sector energético (-4,12%), vinculado con el precio del petróleo de Texas.

El parqué neoyorquino tuvo una gran volatilidad y agudizó su desplome en la última media hora, presa del temor a una recesión provocado por los últimos movimientos del mercado de bonos en EEUU y por signos de ralentización de las economías de Alemania y China.

El gigante asiático divulgó que su producción industrial se expandió un 4,8% interanual en julio, el crecimiento más lento de este indicador desde febrero de 2002, lo que evidencia la debilidad de su demanda doméstica en plena disputa comercial con EEUU.

En tanto, Berlín informó que la mayor economía europea se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre, arrastrada por el derrumbe de las exportaciones y la producción industrial, sus dos grandes pilares.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: