Federica Mogherini, alta representante para la Política Exterior de la UE
Federica Mogherini, alta representante para la Política Exterior de la UE

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, instó este sábado a Corea del Norte a que deje de "provocar" con nuevas pruebas de misiles balísticos y a volver al camino diplomático y retomar las conversaciones emprendidas con Estados Unidos.

Con este nuevo test, Pyongyang "sigue socavando el trabajo internacional para crear confianza y establecer una paz y seguridad duraderas en la península de Corea, sin armas nucleares", indicó en un comunicado una portavoz de Mogherini.

Corea del Norte efectuó el viernes dos nuevos lanzamientos de proyectiles aparentemente balísticos de corto alcance desde su costa oriental, el quinto test de este tipo en unas dos semanas, según dijeron fuentes militares surcoreanas.

"Esperamos que Corea del Norte se abstenga de más provocaciones, se atenga a sus compromisos e implemente completamente sus obligaciones internacionales como han determinado múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", señaló la portavoz.

Consideró además "crucial" que Pyongyang "de pasos concretos y creíbles hacia el abandono de sus programas de armas nucleares de destrucción masiva y de misiles balísticos "de manera completa, verificable e irreversible".

Mogherini aseguró que la UE está "firmemente convencida" de que el proceso diplomático debe "continuar y ser desarrollado".

"Esperamos que Corea del Norte vuelva a implicarse en las conversaciones de trabajo con Estados Unidos, tal y como se acordó en la reunión en la zona desmilitarizada el pasado 30 de junio", y que "se creen condiciones favorables para unas negociaciones significativas y sostenibles", concluyó.

Donald Trump y Kim Jong-un se dieron un apretón de mano en la Zona Desmilitarizada de Corea el 30 de junio de 2019 (Reuters)
Donald Trump y Kim Jong-un se dieron un apretón de mano en la Zona Desmilitarizada de Corea el 30 de junio de 2019 (Reuters)

El nuevo ensayo armamentístico del Norte tiene lugar después de que el viernes el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que ha recibido una "preciosa" carta del líder norcoreano, en la que afirma que no está "contento" con las maniobras militares de Estados Unidos y Corea del Sur.

Ambos países comenzaron el pasado día 5 unos ejercicios militares en Corea del Sur que se prolongarán durante unas tres semanas, y que se llevan a cabo con una escala más reducida que en ocasiones anteriores con vistas a favorecer el diálogo y la distensión en la península coreana, algo que no ha evitado las protestas del Norte.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: