(AFP)
(AFP)

La tensión en el Golfo Pérsico llegó a su punto máximo este jueves tras el derribo de un drone de los Estados Unidos reivindicado por el régimen iraní que lidera el Ayatollah Khamenei y preside Hassan Rohani, que provocó la reacción de la Casa Blanca.

Según diversas fuentes, el presidente Donald Trump ordenó un ataque en represalia que fue abortado poco antes de concretarse, tras una advertencia previa que llegó a Teherán a través de Omán.

A través de diversos medios de propaganda, el Ejército del país persa ha intentado justificar la agresión con el pretexto de que el avión no tripulado había entrado en su espacio aéreo, para lo que presentó un mapa en el que traza una ruta de vuelo que, en el punto del ataque, estaría invadiendo dicho espacio.

Cabe destacar que el mapa publicado por el régimen fue elaborado con técnicas clásicas: marcadores sobre cartografía en papel.

La versión iraní: el punto negro representa el sitio donde fue derribado el drone norteamericano
La versión iraní: el punto negro representa el sitio donde fue derribado el drone norteamericano

La versión del Comando Central de los Estados Unidos es diferente y marca claramente su visión. Los patrones de vuelo de seguimiento digital y las grillas que trazó el drone RQ-4A derribado por Irán en el Estrecho de Ormuz marcan que nunca entró en el espacio aéreo persa, como argumenta Teherán.

En el mapa se aprecian tres colores básicos: en amarillo, la ruta que siguió el drone, en rojo los límites de las aguas territoriales de Irán, Omán y Emiratos Árabes Unidos, y en negro las aguas territoriales que Irán reclama como propias.

(@CENTCOM)
(@CENTCOM)

En todos los casos, según el análisis y las conclusiones del Teniente General estadounidense Joseph Guastella, "este fue un ataque no provocado sobre un arma de vigilancia de los EEUU que no había violado el espacio aéreo iraní en ningún momento".

Poco después de publicar su mapa, el régimen iraní difundió entrevistas de propaganda en la televisión estatal, en la que mostró los supuestos restos del aparato derribado mientras un militar explicaba detalles sobre la operación.

El brigadier general Hajizadeh asegura que son "fragmentos de esta gran aeronave se han enviado a Teherán y estas han sido puestas aquí para que todos las vean".

Las partes del drone, según las imágenes difundidas por la TV iraní (Photo by HO / IRAN STATE TV IRIB / AFP)
Las partes del drone, según las imágenes difundidas por la TV iraní (Photo by HO / IRAN STATE TV IRIB / AFP)

El militar consideró además que "estos restos son la prueba concluyente de la violación del espacio aéreo que cometió Estados Unidos en nuestras aguas territoriales".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: