La televisión estatal de Irán mostró imágenes del lanzamiento de un misil iraní que, según dice, derribó un drone militar estadounidense en la provincia sureña de Hormozgan este jueves.

Las imágenes fueron difundidas luego de que el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijera en Twitter que el avión no tripulado había despegado "en modo sigiloso" desde los Emiratos Árabes Unidos y había "violado el espacio aéreo iraní".

Teherán dijo que el drone de vigilancia Global Hawk estaba en una misión de espionaje sobre su territorio, pero Washington dijo que fue derribado en el espacio aéreo internacional.

El disparo de este misil fue el último de una serie de incidentes en la región del Golfo desde mediados de mayo, incluyendo ataques explosivos a seis petroleros, mientras Teherán y Washington se acercan a una confrontación.

Los medios de comunicación estatales iraníes dijeron que el avión teledirigido "espía" fue derribado en la provincia de Hormozgan, en el sur de Irán, que se encuentra en el Golfo, con un misil 3 Khorda,  fabricado localmente.

El comandante de la élite de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Hossein Salami, dijo en un discurso televisado: "Cualquier enemigo que viole estas fronteras no regresará. Será destruido".

Hossein Salami en una foto de septiembre de 2018 (Atta Kenare/ AFP)
Hossein Salami en una foto de septiembre de 2018 (Atta Kenare/ AFP)

Una declaración de la Guardia Revolucionaria también agregó que el transpondedor de identificación del drone había sido apagado "en violación de las reglas de aviación y se movía en total secreto" cuando fue derribado, reportó la emisora estatal iraní IRIB.

"Acción provocadora"

En una carta enviada este jueves al Consejo de Seguridad de la ONU, Irán denunció una acción estadounidense "provocadora" y "muy peligrosa" contra su "integridad territorial", después de que Teherán derribara un drone estadounidense en su "espacio aéreo".

En la misiva, Irán, en la que se abstiene de pedir una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad, señala que no "busca la guerra" y exige a la organización que intervenga para que Estados Unidos "ponga fin a sus acciones ilegales y desestabilizadoras" en el Golfo.

El embajador iraní ante la ONU, Majid Takht Ravanchi, indicó en la misiva -también dirigida al secretario general del organismo, António Guterres- que el drone estadounidense estaba en una "clara operación de espionaje". Y calificó el vuelo como una "flagrante violación de la ley internacional".

"Aunque la República Islámica de Irán no busca la guerra, se reserva su derecho inherente (…) de tomar todas las medidas apropiadas que sean necesarias contra cualquier acto hostil de violación de su territorio", escribió el diplomático.

Irán "está determinado a defender vigorosamente su tierra, mar y aire", dijo Ravanchi.

Un drone de vigilancia RQ-4 (Foto: Fuerza Aérea/Archivo)
Un drone de vigilancia RQ-4 (Foto: Fuerza Aérea/Archivo)

El Pentágono denunció el derribo como un "ataque sin provocación" en el espacio aéreo internacional, alegando que el drone RQ-4 Global Hawk estaba a unos 34 kilómetros de Irán cuando fue destruido por un misil.

El incidente del avión no tripulado se produce en medio de altas tensiones entre Estados Unidos e Irán, que ya había sido acusado por Washington de llevar a cabo ataques contra dos buques petroleros. Teherán niega estar detrás de esos ataques, pero con frecuencia ha amenazado con bloquear las rutas marítimas utilizadas para mover gran parte de las exportaciones de petróleo del mundo.

(Con información de Reuters y AFP)