(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Este lunes se anunció que el rey emérito de España, Juan Carlos I, decidió retirarse de la vida pública a partir del próximo 2 de junio, a cinco años de su abdicación de la Corona de España.

Desde que abdicó el 2 de junio de 2014, el rey emérito ha participado en casi 120 actividades institucionales "con el mismo afán de servicio a España y a la Corona" que le inspiraron durante los 38 años de su reinado. Pero ya no lo hará más.

La decisión fue considerada desde que cumplió 80 años hace un año, y meses después, el 40 aniversario de la Constitución Española -que se celebró el 6 de diciembre-, le ayudó a tomar su determinación.

El rey emérito se alejará de la vida pública, en la que tuvo que enfrentar duras batallas y momentos polémicos que tuvieron como protagonista a la muerte.

Una misteriosa tragedia

Los borbones, familia real española
Los borbones, familia real española

"¡Júrame que no lo hiciste a propósito!", decía don Juan de Borbón y Battenberg a un joven Juan Carlos de 18 años mientras envolvía el cuerpo de Alfonsito, de 14, en una bandera española, luego de morir por un disparo de arma de fuego.

Ocurrió el jueves de la Semana Santa de 1956, cuando los hermanos jugaban con una pistola. La única comunicación oficial sobre el tema resumía la tragedía: "Estando el infante don Alfonso de Borbón limpiando una pistola de salón con su hermano, la pistola se disparó, alcanzándolo en la región frontal, falleciendo a los pocos minutos. El accidente sucedió a las 20:30 horas, al regresar de los oficios de Jueves Santo, donde había recibido la sagrada comunión".

Pero se esquivó sin disimulo la responsabilidad del hermano mayor, quien habría sido el que apretó el gatillo. Según el tío de los niños, don Jaime de Borbón, Juan Carlos "mató accidentalmente a su hermano Alfonso". Otro testimonio señaló que el hoy rey emérito pensó que el arma no estaba cargada y apretó el gatillo.

El Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos

Durante años se guardó silencio, hasta 2015, cuando el emérito rey Juan Carlos dijo que quería mucho a su hermano y echaba de menos no tenerlo a su lado. Sin embargo, no dio más detalles.

Alfonsito fue enterrado en Estoril, ante la presencia de la familia y algunos miembros de la monarquía, que viajaron a Portugal para llevarle bolsas de tierra española que depositaron sobre su tumba. En 1992, treinta y seis años después de su muerte, sus restos fueron trasladados al panteón familiar ubicado en la ciudad de Madrid.

"¡¿Por qué no te callas?!"

La frase del entonces rey Juan Carlos contra Chávez en la XVII Cumbre Iberoamericana

En la XVII Cumbre Iberoamericana celebrada en Santiago de Chile, en el año 2007 ocurrió uno de los momentos más recordados del rey Juan Carlos.

Mientras hablaba el entonces presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Chávez insistía en interrumpirlo para denunciar la supuesta participación de Aznar en el breve golpe de Estado que sufrió en abril de 2002.

En medio del encuentro verbal, el rey Juan Carlos, visiblemente molesto, lanzó la famosa frase: "¿Por qué no te callas?" y se retiró de la cumbre.

Chávez, por su parte, respondió: "Muy rey será, pero no me puede hacer callar. Yo también soy jefe de Estado y elegido tres veces".

De cacería

Al contrario de lo que se podría pensar luego del incidente con su hermano Alfonso, Juan Carlos desarrolló un especial interés por las armas de fuego.

En 2012 se desató el escándalo cuando se supo que había sido operado de emergencia al romperse la cadera en Botsuana, mientras participaba en un safari para cazar elefantes.

La indignación no se hizo esperar. Tuvo que ofrecer disculpas públicamente: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir", dijo mientras recuperaba su salud.

Para colmo, Juan Carlos era presidente honorífico de la organización World Wildlife Fund for Nature (WWF España) que trabaja para la protección de especies vulnerables, como el elefante africano.

Durante una asamblea, los socios decidieron retirar al rey su título con la diplomática fórmula de eliminar el cargo de presidente honorífico.

Infidelidad y posible corrupción

En julio de 2018 causó revuelo Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una supuesta ex amante de Juan Carlos que filtró un audio en el que acusa al ex monarca de tener cuentas en Suiza y de usarla como testaferro.

Las conversaciones fueron grabadas por el comisario José Manuel Villarejo, en prisión preventiva por delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales por al menos 80 millones de euros.

Los partidos republicanos Unidos Podemos, Esquerra republicana de Cataluña (ERC) y Compromis, registraron en el Congreso de los Diputados una petición para crear una comisión de investigación sobre la "posible corrupción de la monarquía".

El Ministerio Público consideró los señalamientos de la supuesta ex amante como "indicios extraordinariamente débiles". Por otro lado, el carácter de inviolabilidad que le daba la Constitución, vigente cuando presuntamente se dieron los hechos, impide una investigación contra el padre del rey Felipe VI.