Científicos israelíes dicen que han recreado el sabor de las antiguas cervezas que filisteos y egipcios bebían hace 5.000 años.

La investigación comenzó con fragmentos de cerámica utilizados para producir cerveza y aguamiel en la antigüedad, que todavía tenían especímenes de levadura en su interior. Los científicos examinaron las colonias de levadura que se asentaron en los nanoporos de la cerámica, y finalmente pudieron resucitar la levadura para crear cerveza.

Jarra hallada en las excavaciones arqueológicas de Tel Tzafit / Gath, a partir de las cuales se produjo la cerveza filistea. (Crédito de la foto: YANIV BERMAN / IAA)
Jarra hallada en las excavaciones arqueológicas de Tel Tzafit / Gath, a partir de las cuales se produjo la cerveza filistea. (Crédito de la foto: YANIV BERMAN / IAA)

"La mayor maravilla aquí es que las colonias de levadura sobrevivieron dentro de la embarcación durante miles de años, a la espera de ser excavadas y cultivadas", dijo Ronen Hazan, microbiólogo de la Universidad Hebrea de Jerusalén. "Con esta antigua levadura pudimos crear cerveza y nos permitió conocer el sabor de las cervezas egipcias y filisteas antiguas. Por cierto, la cerveza no es mala".

Aparte de la emoción de beber cerveza de los tiempos faraónicos, la investigación es importante para el campo de la arqueología experimental, que busca reconstruir el pasado, dijo Hazan.

Los catadores del programa internacional de certificación para jueces de cervezas le dieron un "pulgar hacia arriba", considerándola de alta calidad y segura para el consumo, según una declaración conjunta de la Autoridad de Antigüedades de Israel, la Universidad Hebrea, la Universidad de Bar-Ilan y la Universidad de Tel Aviv.

Fuente: Bloomberg