Meng Wanzhou, directora ejecutiva de Huawei (Reuters)
Meng Wanzhou, directora ejecutiva de Huawei (Reuters)

La investigación estadounidense que incrimina a Meng Wanzhou reveló un presunto plan para usar el sistema bancario global y así evadir las sanciones contra Irán.

La Justicia norteamericana ha observado desde al menos el año 2016 si Huawei envió productos de origen estadounidense a Irán y otros países en violación de las leyes de sanciones y exportaciones de los EEUU.

Más recientemente, la investigación ha incluido si la compañía usó HSBC Holdings Plc para realizar transacciones ilegales que involucran a Irán, dijeron personas familiarizadas con la investigación.

Las empresas tienen prohibido utilizar el sistema financiero de los Estados Unidos para canalizar bienes y servicios a entidades sancionadas. Si los fabricantes de equipos de telecomunicaciones y teléfonos móviles realizaron dichas transacciones y luego engañaron al banco sobre su verdadera naturaleza, podría ser culpable de fraude bancario, dicen los expertos.

Huawei no quiso hacer comentarios, pero dijo en una declaración después del arresto que cumple con todas las leyes aplicables de control de exportaciones y sanciones y otras regulaciones.

El perfil de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou (AP Foto/ Ng Han Guan)
El perfil de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou (AP Foto/ Ng Han Guan)

Esta maniobra de la empresa china afectó las cotizaciones de la entidad bancaria este jueves, aunque fuentes informadas aseguraron a Reuters que no es objeto de investigación.

Meng Wanzhou, hija del fundador de la compañía, Ren Zhengfei, comparecerá ante el tribunal el viernes y se enfrenta a la extradición a los Estados Unidos. La noticia se dio a conocer el miércoles, y los mercados bursátiles mundiales se tambalearon por temor a que la medida pudiera intensificar la disputa comercial chino-estadounidense.

Huawei dijo que se le ha proporcionado poca información de los cargos y que "no estaba al tanto de ningún delito por parte de la Sra. Meng".

Por su parte, Japón decidió dejar de adquirir productos de Huawei para uso gubernamental, una medida que generó rechazo en Beijing. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China, a través de su vocero Geng Shuang, dijo que está seriamente preocupado por esa medida de Tokio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: