Las imágenes, grabadas en Tenerife, en las Islas Canarias, capturaron el instante en el que la ola arrasa los balcones del edificio, ante el miedo de los vecinos (Video: @Tiempo8)

El temporal marítimo que azotó el domingo a la isla de Tenerife, en el archipiélago canario, dejó imágenes estremecedoras. Olas de seis metros derribaron la fachada de un edificio de la costa de Tacoronte, y se adentraron con fuerza desmedida en el pueblo, obligando a desalojar más de 60 viviendas.

Uno de los vecinos grabó con espanto cómo las intrépidas olas arrasaron dos balcones del edificio Mar y Sol en el pueblo del litoral de Tacoronte, Mesa del Mar. La marejada arrancó las barandillas y el agua se coló en el edificio. Por suerte, no se reportaron heridos, pues en el momento del accidente los departamentos afectados se encontraban vacíos. 

La ola arrancó dos balcones y alcanzó los cuatro primeros pisos del edificio (Foto: Temporal8)
La ola arrancó dos balcones y alcanzó los cuatro primeros pisos del edificio (Foto: Temporal8)

Por la brutalidad con la que impactaban las olas en el edificio, los bomberos tuvieron que evacuar 67 viviendas del bloque. A pesar de las insólitas imágenes, y después de estudiar los daños perpetrados por el temporal, el alcalde del municipio, Álvaro Dávila, aseguró al programa local Nada que Ver, que la estructura del edificio Mar y Sol no había resultado dañada. Los propietarios de las viviendas, además, ya han podido regresar a sus hogares.

Después de que los videos se hicieran virales y fueran publicados por periódicos digitales, muchos usuarios y lectores cuestionaron la ubicación del bloque de viviendas, a escasos metros del mar. Ante la creciente polémica, el alcalde admitió que su construcción, llevada a cabo en la década de los 60, "se permitió erróneamente", y que ahora "no queda más remedio" que aceptar su ubicación.

Las olas entraron en el pueblo arrasando todo lo que encontraban (Video: Youtube)

Aunque la Agencia Estatal de Meteorología había decretado la alerta naranja por riesgo importante de oleaje en la isla, los vecinos no imaginaron lo que estaba por ocurrir. Las olas irrumpieron en el pueblo y muchos se vieron sorprendidos por el agua, que invadió las calles destrozando todo lo que encontraba a su paso.

A la posibilidad de construir un rompeolas o una escollera que detenga la ferocidad de las olas e impida futuros accidentes, el alcalde Dávila aclaró que es "complicado". Según explicó, la costa de Tacoronte tiene mucha profundidad. También recordó que durante este temporal marítimo las olas de seis metros llegaron a superar incluso la altura de los aparcamientos.

Además del edificio en Mesa del Mar, fueron evacuados decenas de vecinos de la zona de Garachico, en el norte de la isla de Tenerife. También en el sur tuvieron que desalojar el restaurante de un hotel, después de que la marejada rompiera la cristalera del local. Las autoridades e instituciones del Gobierno aún se encuentran analizando los daños ocasionados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: