Cortesía Instagram – @RichRussianKids
Cortesía Instagram – @RichRussianKids

Con más de un millón de seguidores, la cuenta de Instagram que se auto define como "un club cerrado de hijos de millonarios" con integrantes que tienen "tanto dinero que te decepcionarás de ti mismo", ha ganado notoriedad por mostrar sin filtros ni prejuicios la vida de lujo y excesos que disfrutan los descendientes de aquellos que se definen como aliados de Vladimir Putin.

El último post compartido por los "chicos ricos rusos" ha generado indignación por su falta de tacto, en un contexto en el que la grosera ostentación en redes sociales del uno por ciento más adinerado del país está siendo vista, cada vez más, de forma negativa por los ciudadanos soviéticos y del resto del mundo.

"Nuestro estado no ayuda a los pobres, así que da las gracias que existe gente como yo" lee el epígrafe del último post compartido por el supuesto administrador de la polémica cuenta, hace solo un día.

En este se lo puede ver arrojando a los transeúntes que circulaban por una avenida de la ciudad de San Petersburgo, el equivalente a casi USD 800 desde la ventana del asiento trasero de su costosa limusina Bentley Mulsanne, a medida que decenas de personas se disputan al menos parte del efectivo.

Se puede escuchar a uno de los peatones decir: "Mira, están volando por el aire billetes reales", a medida que la gente comienza a darse cuenta y, desesperadamente, buscan llevarse algo del vil metal a sus casas.

El hombre no identificado aparece con el rostro cubierto por una elaborada máscara negra revestida con tachuelas a tono. "¿Realmente se matan trabajando por esta cantidad de dinero? ¡Me dan pena!" dice el hombre con total impunidad en un video que ya cuenta con más de un millón de reproducciones.

El Kiki Challenge, en su versión soviética, también generó indignación. 

El controversial video es uno de los tantos publicados por una cuenta que detalla la vida de privilegios que algunos pocos jóvenes disfrutan en la ex Unión Soviética.

Uno de los indignados comentaristas expresó su más absoluto descontento. "Lo más increíble es que ese tipo ni siquiera se ganó el dinero. Quizo humillar a otros pero terminó avergonzándose a si mismo, por eso se muestra con una máscara".

Otra de las más de 500 personas que decidieron dejar su opinión, fue todavía más directa. "Su papito se ganó ese dinero, tal vez tuvo que trabajar muy duro. Desearía que este chico tuviese las agallas para mostrarle este video".

"Yo creía que el dinero, en esencia, es algo bastante inútil" agregó el hombre de identidad misteriosa en el video. "Es solo un pedazo de papel por el que te pasas toda la vida intentando aumentar su monto en la cuenta bancaria" reflexionó el joven.

"Tengo en mis manos 50.000 rublos, el equivalente a un mes de salario en San Petersburgo" compartió, antes de comenzar su macabro show en la vía pública.

"Qué tipo de idiota se cree lo suficientemente importante como para arrojar su dinero" se preguntó otro. "Sos una verguenza para este país y una humillación para tus padres" dijo.

Las leyes de tránsito aparentemente no aplican para los más ricos en Rusia.

En otro de sus videos, el mismo hombre puede ser visto conducir una enorme coupé Mercedes-Benz en dirección hacia una playa, donde queda atrapada entre la arena. Allí, gracias a la ayuda de sus dos sensuales asistentes, cargadas con todavía más dinero en efectivo, logran idear un cuestionable plan para sacar al vehículo de su aprieto.

Los comentarios no son más halagadores en este caso. "Esto es enfermizo, muestra la falta de moral de los niños ricos que nunca tuvieron que trabajar un solo día de sus vidas".

"Bienvenido al nuevo dueño de Rich Russian Kids, más vale estés atento a los cambios que se vienen" dice otro de los posts en el que se presenta al hombre enmascarado por primera vez.

En otro de los videos compartidos en la misma cuenta, se puede ver a un joven al mando de un deportivo Mercedes-Benz realizar peligrosas piruetas en el medio de una avenida, tal como si se tratase de un circuito de competición cerrado para él mismo.

En otro de los indignantes videos se ve a una joven haciéndose la pedicura con billetes de alta denominación siendo utilizados para separar sus dedos, mientras fuma un cigarrillo de dudosa procedencia.

Según se puede ver, la cuestionable idea de arrojar dinero desde un auto en movimiento ya había sido probada hace dos meses atrás por una señorita no identificada.

Quedará por verse qué otra forma de ostentación utilizarán los niños ricos de Rusia para hacer públicos sus privilegios en redes sociales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: