La Audiencia de Madrid ha derogado la suspensión del libro Fariña que, desde el pasado 12 de febrero, se había dictaminado sobre la obra periodística. El tribunal provincial había tomado esta decisión como medida cautelar después de que el exalcalde de O Grove, José Alfredo Bea Gondar, hubiera presentado una demanda contra el autor, Nacho Carretero, y su editorial, Libros del KO.

El antiguo edil gallego interpuso esta reclamación judicial porque, según él, al publicar el ensayo periodístico se estaba cometiendo un delito de injurias y calumnias. El libro es un relato sobre el narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco, en la década de los ochenta y los noventa. Bea Gondar decidió que la justicia se metiera de por medio y secuestrara temporalmente la publicación de Fariña.

Se trata de un libro escrito por el periodista Nacho Carretero que ahonda en la historia del narcotráfico gallego y que había sido secuestrado tras la petición de un antiguo alcalde de la zona, que veía vulnerado su derecho al honor
Se trata de un libro escrito por el periodista Nacho Carretero que ahonda en la historia del narcotráfico gallego y que había sido secuestrado tras la petición de un antiguo alcalde de la zona, que veía vulnerado su derecho al honor

El nombre del ex alcalde gallego aparece en un capítulo del libro, en un caso relacionado con el narcotraficante, que vivía uno de sus años más oscuros y violentos de su historia. De hecho, en su día, Bea Gondar fue procesado por narcotráfico y condenado por blanqueo de capitales en la Audiencia Nacional por el caso que se describe en el libro.

Pero, al final, el Tribunal Supremo decidió absolverlo por un defecto de forma, aunque en ningún momento la alta magistratura negó los hechos probados.

El edil pedía 500.000 euros al periodista para limpiar su honor por la publicación de estas acciones delictivos.

La sentencia, después de todo, ha condenado al demandante a hacerse cargo de las costas del proceso judicial.

El autor del libro, al conocer la noticia, ha celebrado "la vuelta a la normalidad" de la situación y que, por fin, "se pueda vender un libro periodístico".

"Esto es lógico y no lo que ocurría hasta ahora", señalaba "aliviado" el escritor durante una entrevista al diario El País.

A su juicio, esta medida impuesta por el juez "no tenía sentido" y se mostraba satisfecho por la decisión tomada por los magistrados de la capital española.

"Es una desproporción que no tenía lógica y una frustración porque mi trabajo y el de la editorial no se podía vender", agregaba al respecto.

Hace unos meses, y casi al mismo tiempo que se secuestraba la publicación de la obra, la cadena española Antena 3 Televisión -que también tiene un servicio internacional para América Latina- estrenó una serie de televisión basada en el propio libro.

Sin embargo, la editorial no ha podido beneficiarse de las ventas del tirón que ha tenido la emisión ni tampoco ha podido vender los derechos a otras televisiones.

Pero, a partir de este momento, la publicación del libro queda desbloqueada y próximamente estará disponible en gallego y catalán. La sentencia no ha afectado a las traducciones en otros idiomas, aunque según ha subrayado es una decisión "que ayuda".

Cabe señalar que Fariña no ha dejado de venderse fuera de las fronteras españolas. Incluso en Portugal, donde ha estado a la venta, el secuestro en España ha servido de reclamo publicitario para promocionar la obra.

"Es bueno que se tenga ya una sentencia para evitar cualquier suspicacia", comentaba Carretero con la esperanza de que todo, desde hoy, transcurra "con normalidad".

Por su parte, el magistrado ha señalado en su escrito que los límites del derecho a la información "no han sido traspasados" y que el propio autor hizo una "desvelada labor de indagación", de manera que la historia narrada en su ensayo periodístico es "fiable y veraz".

Además, destaca que la medida cautelar de secuestrar la publicación y distribución del libro, del que ya se han vendido 40.000 ejemplares, es una medida totalmente "desproporcionada".