(Reuters)
(Reuters)

Donald Trump asistió este jueves en París al tradicional desfile de la fiesta nacional francesa invitado por Emmanuel Macron, con ocasión de la conmemoración del centenario de la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial con los aliados.

El presidente Trump, que llegó ayer por la mañana a la capital francesa, acudió acompañado por su esposa, Melania, al palco oficial en la plaza de la Concordia, donde les esperaba la mujer de Macron, Brigitte.

El jefe de Estado francés llegó pocos minutos después, tras recorrer la avenida de los Campos Elíseos en un jeep militar descapotable desde el que saludó a las tropas, que le rendían honores, y al público, y después de haber escuchado la Marsellesa -el himno nacional- flanqueado, entre otros, por su primer ministro, Edouard Philippe, y por la ministra de Defensa, Florence Parly.

La primera dama Melania Trump con el presidente francés Emmanuel Macron (Reuters)
La primera dama Melania Trump con el presidente francés Emmanuel Macron (Reuters)

Macron y Trump se saludaron e intercambiaron algunas palabras.

"Esta es una maravillosa celebración nacional", le dijo Trump a los reporteros. "Nuestras dos naciones están por siempre unidas por el espíritu de la revolución y la lucha por la libertad".

En homenaje al papel de los Estados Unidos en la victoria de los aliados en la Primera Guerra Mundial, la parada militar en tierra la abren un grupo de militares estadounidenses.

También sobrevolaron el cielo de la avenida de los Campos Elíseos ocho cazas estadounidenses (seis F16 y dos F22) justo después del paso de nueve Alphajet de la Patrulla de Francia.

(Reuters)
(Reuters)

El desfile durará dos horas y participan 3.720 militares, 149 vehículos, 62 motos, 241 caballos, así como 63 aviones y 29 helicópteros.

A su finalización, el presidente estadounidense irá al aeropuerto de Orly, desde donde regresará a su país.

Macron al final del acto pronunciará un breve discurso que sustituye a la que se había convertido en tradicional entrevista en televisión de los jefes de Estado precedentes.

La Prefectura de Policía de París ha movilizado para esta jornada a 11.000 policías y gendarmes, de los cuales 3.500 están en torno a la parada militar. Además, dos drones sobrevuelan el área del dispositivo.

Tras una serie de ataques terroristas por parte de yihadistas, Francia continúa en estado de emergencia. Las personas que esta mañana quisieron entrar en el perímetro de los Campos Elíseos tuvieron que pasar controles y permanecieron cerradas una quincena de estaciones de metro y de trenes de cercanías.

Luego del evento, Macron viajará a Niza para conmemorar el atentado cometido allí durante las mismas celebraciones el año pasado, donde murieron 86 personas.

(Con información de EFE)

LEA MÁS: