Un grupo de expertos del Hospital Universitario La Paz, en Madrid, y la Clínica Universitaria de Navarra describieron por primera vez este nuevo síndrome de sobrecrecimiento caracterizado por la aparición de malformaciones capilares en los extremos de los dedos de forma centrípeta. El estudio se ha publicado en la revista Pediatrics, de la Academia Americana de Pediatría.

Según detalló El Mundo, los especialistas explican que las malformaciones capilares son las anomalías vasculares más frecuentes y, aunque muchas veces son casos aislados, en ocasiones pueden presentarse otras deformaciones.

El responsable del área de Anomalías Vasculares Congénitas del departamento de Cirugía Pediátrica de La Paz y principal responsable del estudio, el doctor Juan Carlos López-Gutiérrez, detalló para el periódico español que, en el caso de Finca, han visto que los menores afectados tuvieron problemas "muy serios".

"En los nueve años que hemos estado estudiando estas anomalías vasculares todos los pacientes acabaron con problemas como tromboembolias pulmonares o trastornos neurológicos causados por problemas de coagulación", sostiene.

La importancia de este síndrome reside en que puede ser una señal de alerta ante otras complicaciones. "Hasta ahora no hemos encontrado ningún paciente con malformación capilar en las puntas de los dedos que no tenga otras malformaciones asociadas".

Este hallazgo permitirá buscar otros genes que relacionen el sobrecrecimiento y las anomalías vasculares. "El primer paso es conseguir tejido de los pacientes para estudiar los genes mutados, esperamos encontrarlo en un plazo de cinco años", afirma el experto.

LEA MÁS: