Un guardia creyó que podía jugar con su rifle, pero le disparó a un compañero y lo mató

En el país con la mayor tasa de homicidios del planeta, no son pocos los restaurantes que contratan los servicios de empresas de seguridad para proteger a sus clientes. Won Ton, una prestigiosa casa de comida china de la capital hondureña, no es la excepción.

Los guardias juegan con sus armas
Los guardias juegan con sus armas

Tres eran los vigilantes que estaban en la puerta, portando armas largas. Mientras entraban los clientes, se quedaban firmes, imponiendo respeto.

Sin embargo, al quedar solos se relajaron. Dos empezaron a bromear entre sí, incluso empujándose. Increíblemente, a uno le pareció que también sería divertido apuntarle a su compañero.

Uno se distrae y dispara accidentalmente
Uno se distrae y dispara accidentalmente

Entonces se produjo la fatalidad. Un ruido que venía de la calle lo distrajo y, accidentalmente, disparó su rifle. El herido cayó instantáneamente al suelo. Se retorcía de dolor y comenzaba a cubrirse de sangre.

Los otros dos guardias fueron a buscar ayuda, pero ya no había nada que hacer. La víctima murió algunos minutos más tarde, y el tirador fue arrestado.

La víctima, tirada en el suelo, ante la mirada incrédula del homicida
La víctima, tirada en el suelo, ante la mirada incrédula del homicida

LEA MÁS:

Iba a cazar una serpiente, disparó por accidente a su hermano gemelo de 14 años y lo mató

El "accidente real" más insólito: un guardia de Buckingham Palace casi le disparó a la Reina Isabel

Un ciclista fue víctima de un disparo a quemarropa en pleno entrenamiento

MAS NOTICIAS