El cuchillo que utilizó el terrorista de Londres
El cuchillo que utilizó el terrorista de Londres

Los medios europeos ya le pusieron nombre al fenómeno. El terrorismo ahora es "low cost". Y el ejemplo más claro es el ataque en Londres del miércoles pasado. Un hombre armado sólo con cuchillos y un auto se abalanzó sobre las personas que transitaban por el puente de Westminster. Aceleró, atropelló y luego se estrelló contra las vallas del Parlamento. Su raid no se detuvo allí, sino que descendió del vehículo y apuñaló a un policía. Recién en ese momento lo detuvieron.

El método —barato, ya no hay que acceder a explosivos prohibidos o a armas clandestinas— no es nuevo. De hecho, en Israel la práctica de atropellar gente es muy común entre los terroristas palestinos. Pero ahora sí experimenta un crecimiento exponencial. Esta manera de ataque tiene un ideólogo, el vocero del temerario Estado Islámico Abou Mohamed al Adnani, abatido el 30 de agosto de 2016.

Abou Mohamed al Adnani
Abou Mohamed al Adnani

Ya en 2014, este cerebro de la comunicación de ISIS lanzó su llamado a matar a todos los ciudadanos de los países de la coalición.

"Si puedes matar a un infiel americano o europeo, en especial a los malos y sucios franceses, o a un australiano o canadiense, a cualquier ciudadano de los países que hayan entrado a la coalición contra el Estado Islámico, entonces piensa en Alá y mátalo sin importar de qué manera. Si no tienes explosivos o municiones, aísla al americano infiel, al francés infiel o a cualquiera de sus aliados y destrózale la cabeza con una piedra, mátalo con un cuchillo, písalo con tu auto, tíralo al vacío, quémalo o envenénalo".

En el audio de 31 minutos de duración, Al Adnani insistía en que cualquier ataque en "casa del enemigo", por pequeño que fuese, era mejor que uno grande "en los territorios que controlan". Además, recomendaba que aquellos seguidores que no tuvieran los medios para atacar objetivos militares se lanzasen contra los civiles.

Desde el llamado yihadista hasta la actualidad, en Europa se sucedieron distintos episodios como los descriptos en el audio. Algunos menos masivos, como ataques a comisarías o puestos de control militar, pero en 2016 se produjo el más sanguinario en territorio europeo: durante los festejos por el Día de la Bastilla, el 14 de julio, un hombre atropelló a una multitud en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de Niza, y mató a más de 80 personas.

imágenes del atentado en Niza
imágenes del atentado en Niza

El terrorista, el tunesino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, no había coordinado el ataque con nadie. No había planeado atentados simultáneos como los de noviembre de 2015, cuando tres ataques tuvieron lugar la misma noche en París con el trágico saldo de 130 muertos.

El episodio de Niza fue el primero "low cost" que encendió las alarmas del fenómeno. Al peligro de los llamados "lobos solitarios" ahora se le suma los "bajos costos" de matar gente.

Ya lo sabía Osama Bin Laden cuando creó Al Qaeda, la clave está en la propaganda. Él identificó la veta mediática como la nueva manera de expandir el terror. Con una productora audiovisual, logró reclutar entre 50 y 70 mil yihadistas de 70 países, que pasaron por sus campos de entrenamiento. Como en esa Al Qaeda originaria, ISIS también utiliza lo mediático como herramienta para multiplicar el terror.

"El atacante de ayer  (por el miércoles) frente al Parlamento británico en Londres era un soldado del Estado Islámico, ejecutando una operación en respuesta al llamado a atacar ciudadanos de todos los países de la coalición", difundió en un comunicado la organización. El grupo ya no necesita sofisticados campamentos que entrenen en explosivos a sus hombres para que luego ataquen Europa… ahora el terrorismo es "low cost".

LEA MÁS: