Sus consumidores parecen primero congelarse para luego colapsar. Los servicios de emergencia en Manchester no consiguen un día de tranquilidad. Los "sin techo" que merodean la ciudad encontraron en la droga spice un elemento que los convierte en muertos vivientes. Son los nuevos "the walking dead" como los llaman en ese enclave del Reino Unido.

El devastador producto se fuma y es una variedad a la marihuana, y según los reportes, spice es una poderosa droga que combina diversas hierbas con sustancias químicas lo que produce efectos de alteración del cerebro. Es también conocida como "marihuana sintética" y "hierba falsa", porque algunos de sus químicos son similares a los del cannabis.

La grabación se conoció este domingo y se viralizó en pocas horas. Muestra los efectos de spice, la nueva droga que explota en las calles de Manchester
La grabación se conoció este domingo y se viralizó en pocas horas. Muestra los efectos de spice, la nueva droga que explota en las calles de Manchester

La mayoría de sus adictos lo fuma directamente o lo mezcla con marihuana, o incluso en té para beberlo. En el video difundido por Manchester Evening News, puede verse cómo unos vagabundos quedan congelados de pie, completamente inconscientes.

"Los consumidores de heroína dicen que es lo peor que está en el mercado. Es peligrosa", reconoció uno de los adictos consultados por el diario británico. Julie Boyle es trabajadora social y ayuda a aquellas personas sin hogar. "En el centro de la ciudad hay gente que parece congelada, como muertos vivos, sentados en estado catatónico, sin moverse. No reconocerías que están vivos. No saben dónde están", explicó.

Michael Cauchi, quien vive en las calles de Manchester desde hace años, confesó haber consumido sin saberlo la poderosa droga. "Una vez alguien me pasó medio envoltorio y no supe que era spice. Creí que moriría. Le pedía a las personas que llamaran a una ambulancia. Mi cerebro se cerraba. Era como si mis pulmones estuvieran clausurándose y mi cerebro cerrándose. Cuando reaccioné y recobré la consciencia no podía creer no haber muerto".

LEA MÁS: