Detuvieron a ocho personas en Irán por difundir música "obscena"

Esta semana, unos 35 jóvenes iraníes habían sido castigados a 99 latigazos cada uno por celebrar una fiesta de fin de curso. Se trataría de una embestida del ala ultraconservadora que controla la justicia

El nuevo parlamento iraní entró el sábado en funciones – AFP
El nuevo parlamento iraní entró el sábado en funciones – AFP

La justicia iraní anunció el sábado la detención de ocho personas acusadas de haber difundido música "obscena" a través de una cadena de televisión por satélite con sede en el extranjero.

"La semana pasada, ocho personas que realizaban videoclips obscenos difundidos por una cadena contrarrevolucionaria fueron detenidos", declaró el fiscal de Teherán, Abas Jafari Dolatabadi, citado por la agencia de prensa de la autoridad judicial Mizanonline.

Las autoridades iraníes aplican el término "contrarrevolucionario" a todas las cadenas con sede en el extranjero que se oponen, según ellas, a los valores fundamentales de la República Islámica.

Dolatabadi no precisó la identidad de las personas detenidas ni el de la cadena de televisión.

Decenas de cadenas en persa son difundidas por satélite. Algunas de ellas tienen una programación generalista que incluye informativos y otras sólo emiten música, series o películas.

El jueves, Mizaonline había anunciado el arresto cerca de Qazvin de unos 30 jóvenes de ambos sexos que, en menos de 24 horas, fueron juzgados y condenados a 99 latigazos por haber participado en una fiesta mixta donde se sirvió alcohol.

A mediados de mayo, el fiscal de Teherán había anunciado la detención de ocho personas relacionadas con el mundo de la moda y acusadas de propagar "la cultura anti-islámica" al haber publicado en Instagram imágenes de mujeres sin velo.

Estos casos se multiplican a pesar de la voluntad del presidente moderado Hasan Rohani de aplicar una mayor libertad social y cultural. De acuerdo a un artículo publicado el viernes por el diario El País, esto podría deberse a una puja por el poder impulsada por el ala ultra conservadora -que controla el poder judicial- contra el mandatario reformista.

Anteriormente, el jefe de la policía de Teherán había anunciado en abril el despliegue en la capital de 7.000 policías en civil para luchar contra la "inmoralidad".

El objetivo de estos policías es vigilar si "se lleva mal puesto el velo, los problemas sonoros, el acoso a las mujeres y el no respeto a la obligación de llevar el velo en el coche".

El día sabado entró en funciones el nuevo parlamento iraní tras una ceremonia en la que el guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei, dijo a los nuevos diputados que su deber era resistir a las "trampas" de los enemigos de Irán.

Unos 265 diputados (de 290), así como los más altos cargos del país, entre ellos el presidente Hasan Rohani, estuvieron presentes en la ceremonia de apertura.

TE PUEDE INTERESAR