Expertos en temas de alimentación celebraron la salida de Chester Chetos y otros dibujos animados de los empaques

De acuerdo con un estudio citado en el conversatorio, de los anuncios analizados, los más efectivos fueron aquellos que apelan a las emociones y abordan poco o nulo contenido racional

Las restricciones a las estrategias publicitarias de productos empaquetados entrará en vigor este primero de abril (Foto: Twitter@flatlinedreww)
Las restricciones a las estrategias publicitarias de productos empaquetados entrará en vigor este primero de abril (Foto: Twitter@flatlinedreww)

Expertos en temas de alimentación consideraron que la modificación a la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que prohíbe que el empaque de alimentos y bebidas envasados contenga personajes, dibujos animados y promociones dirigidas a niñas y niños, es una política positiva de salud pública.

En el foro “El daño de la publicidad de ultraprocesados en niñas y niños” participó la Dra. Jennifer Harris, del Rudd Center for Food Policy & Obesity de la Universidad de Connecticut.

La especialista internacional en el tema de publicidad y salud pública, compartió los resultados de un estudio de 880 campañas publicitarias, que demostró que los anuncios más efectivos fueron aquellos que apelan a las emociones y abordan poco o nulo contenido racional.

Otra conclusión que se obtuvo fue que la publicidad no tiene la intención de informar a los consumidores, sino de aprovecharse de ellos y engancharlos a través del contenido emocional, estrategia que es muy efectiva en los niños.

Los ofertantes de productos empaquetados utilizan diferentes estrategias publicitarias para promocionar sus bienes (Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro)
Los ofertantes de productos empaquetados utilizan diferentes estrategias publicitarias para promocionar sus bienes (Foto: Andrea Murcia / Cuartoscuro)

Por otra parte, la investigadora también señaló que el “disfrute” del anuncio aumenta las asociaciones positivas, afectando las percepciones del público objetivo que difícilmente caerá en cuenta de que se trata de un mensaje que intenta influir en sus decisiones.

Además, dicha situación se agrava cuando en la publicidad digital está “disfrazada como un juego”, aparece en el post de un amigo o es recomendado por un influencer.

“Como sucede con el fenómeno de viral advertising que es cuando los niños publicitan productos a otros niños”, refiere un comunicado de prensa publicado a nombre de la Alianza de la Salud alimentaria.

“A nivel mundial cantidades masivas de publicidad de comida malsana dirigida a los niños amenaza su salud y se aprovecha de las vulnerabilidades del desarrollo. Las empresas de alimentos han prometido motivar elecciones más saludables con el marketing dirigido a la infancia, pero la autorregulación de la industria ha fallado consistentemente en hacer una diferencia. Los gobiernos deben promulgar regulaciones para proteger a los niños de las prácticas dañinas y depredadoras de la publicidad de comida”, concluyó Harris.

Estos son los sellos del nuevo etiquetado a alimentos y bebidas no alcohólicas (Foto: INSP)
Estos son los sellos del nuevo etiquetado a alimentos y bebidas no alcohólicas (Foto: INSP)

Cabe recordar que semanas atrás se desató una ola de memes y comentarios en torno a la desaparición de este tipo de figuras conocidas por generaciones de mexicanos. La salida de Chester Chetos, el Osito Bimbo o el Gansito Marinela, de los empaques de productos procesados fue tema de conversación en redes sociales.

Aunque algunos internautas se manifestaron a favor de esta disposición, otros expresaron su nostalgia por los dibujos animados con los que vivieron episodios de su infancia. Algunos celebraron el curioso revés que dio la empresa Bimbo al incluir a su personaje en servilletas o en el propio producto.

Otra participante en el conversatorio fue Fiorella Espinosa, Oficial de Nutrición para Entornos Saludables, quien reiteró que la publicidad de alimentos y bebidas envasadas afecta las preferencias, las solicitudes de compras y las dietas de menores de edad.

Aunado a esto, la especialista advirtió que este tipo de bienes se promociona por múltiples canales, tales como la televisión, espectaculares, empaques, puntos de venta, escuelas y sus alrededores, así como medios digitales entre otros.

La población mexicana presenta altos índices de sobrepeso y obesidad (Foto: Rogelio Morales / Cuartoscuro)
La población mexicana presenta altos índices de sobrepeso y obesidad (Foto: Rogelio Morales / Cuartoscuro)

De acuerdo con un estudio citado en el boletín de prensa, por cada anuncio de alimentos saludables transmitidos en televisión mexicana, hay cinco que promocionan alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal.

El análisis evaluó a 22 países, sin embargo, la proporción de comerciales de este tipo en México es más alta que en el resto de las naciones.

“Y no solo hay anuncios entre la programación, también dentro de los programas, una estrategia conocida como posicionamiento de producto. Un estudio piloto hecho en México recientemente resalta que 26% de los programas con mayor audiencia infantil utilizaron esta estrategia y 41% fue para bebidas azucaradas”, refiere el boletín de prensa.

SEGUIR LEYENDO: