Las irregularidades se detectaron durante el último año de gobierno de EPN. (Foto: Pixabay)
Las irregularidades se detectaron durante el último año de gobierno de EPN. (Foto: Pixabay)

El gobierno del ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha dado mucho de qué hablar, pues la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha detectado una serie de inconsistencias y gastos no comprobados durante su mandato, y esta vez tocó el turno de los jubilados, pues se pagaron pensiones a más de 24,000 fallecidos.

De acuerdo con la ASF, el programa de pensión entregó 40.1 millones de pesos a al menos 24,632 personas, que se detectó, ya habían muerto.

Según el diario Reforma, además del monto entregado a los pensionados, también se hallaron constantes irregularidades, ya que las reglas de operación con las que funcionó dicho programa de pensiones eran contradictorias durante 2018.

Es decir, durante el último año de gobierno del ex presidente Peña Nieto se otorgaron los pagos a beneficiarios del programa que ya percibían una pensión de algún organismo público como: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (Pemex) o del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM).

Detectaron pagos a personas que ya recibían una pensión. (Foto: Pixabay)
Detectaron pagos a personas que ya recibían una pensión. (Foto: Pixabay)

Por lo que, el pago a personas que ya recibían una pensión implicó recursos por 107.4 millones de pesos de parte del programa Pensión para Adultos Mayores, lo cual fue localizado una vez que la ASF comparó los padrones de beneficiarios de ese programa social con el padrón del IMSS, ISSSTE, Pemex e ISSFAM.

Según las averiguaciones, en el caso del IMSS, se identificaron 16,990 personas que tenían pensión de este organismo público, además de la pensión del programa social, donde se destinaron al menos 66 millones de pesos de parte del programa.

En tanto, en el ISSSTE se descubrió a alrededor de 5,586 que recibían dinero del programa Pensión para Adultos Mayores y marcaron recursos por 26 millones de pesos.

Tras el análisis, la auditoría determinó que se incumplió con las reglas de operación del programa para adultos mayores y con el reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

De acuerdo con la ASF, el programa de pensión entregó 40.1 millones de pesos. (Foto: Pixabay)
De acuerdo con la ASF, el programa de pensión entregó 40.1 millones de pesos. (Foto: Pixabay)

Por parte de Pemex, se analizaron a 130 personas que recibieron del programa social y sumaron recursos por 393,200 pesos. En el ISSFAM se ubicó a 2,154 pensionados que cobraron recursos del programa social por 14 millones de pesos.

La semana pasada también fueron revelados una serie de despilfarros que detectó la ASF durante el mandato del ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien dejó la silla presidencial el 30 de noviembre de 2018; sin embargo, cerca de 51,000 millones de pesos sin aclarar fueron detectados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Obras inexistentes, pagos inflados, saqueos, campañas no comprobadas, entre otras muchas irregularidades, fue lo que la ASF descubrió en el último paquete de auditorías de la Cuenta Pública de 2018, la cual fue entregada este jueves 20 de febrero de 2020.

El derroche millonario total, luego de las observaciones al ejercicio de recursos públicos es de 52,328 millones de pesos, de los cuales, se recuperaron 1,383 millones de pesos, lo que quiere decir que el ex mandatario mexicano se fue sin aclarar 50,945 millones de pesos.

Según la auditoría, las irregularidades más relevantes se dieron en el ramo de Comunicaciones y Transportes, donde la ASF analizó más de 8,000 millones de pesos anormales.

MÁS SOBRE EL TEMA