FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO

Los comerciantes del Centro Histórico, La Lagunilla y de Tepito viven todos los días el acoso de bandas criminales extranjeras y locales.

De acuerdo con el portal La Silla Rota, las deudas de los locatarios que eran extorsionados por colombianos que operan bajo el esquema “gota a gota”, ahora habrían sido cedidas al cártel de La Unión.

El medio tuvo acceso a una denuncia donde la propietaria de un negocio de bisutería solicitó 15,000 pesos a prestamistas colombianos, encabezados por un sujeto que dice llamarse Alejandro Pérez Acosta, quien le entregó el dinero con el 20% de interés.

De acuerdo con la carpeta de investigación CI-CUH-8UI-1S/D/14834/2-12, la mujer hizo 14 pagos de 750 y este fin de año pretendía saldar la deuda, pero recibió la llamada de un individuo a nombre de La Unión.

FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO

“Ahora nos pagas a nosotros” le dijo, pero la cantidad ya no eran 15,000 pesos sino 58,000, pues presuntamente, los colombianos les habrían cedido la deuda.

“Tienes hasta el 31 de diciembre para pagar o te vamos a quemar el negocio”, fue la amenaza que recibió y la cual está asentada en su declaración ministerial.

Después de presentar su denuncia, la víctima no ha vuelto a abrir su negocio, al tiempo que las pesquisas apuntan nuevamente a La Unión, encabezado por Roberto Moyado Esparza, alias “El Betito”, quien es considerado como el máximo líder de la organización a pesar de estar encerrado en el Reclusorio Oriente.

Sin embargo, el actual encargado de extorsionar a comerciantes y a los prestamistas colombianos es Édgar Uriel, alias “El Uriel”, “El Mi jefe” o “El Elvis”.

La red de extorsión y corrupción que está acabando con las vidas de los comerciantes del Centro Histórico de la CDMX

En el Centro Histórico de la capital mexicana los comerciantes están siendo asesinados, y ninguna autoridad hace algo al respecto.

El viernes 17 de noviembre, en la esquina de Emiliano Zapata y Margil, fue ejecutado a tiros un líder de vendedores ambulantes a solo dos cuadras de Palacio Nacional y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Su nombre era Óscar Liebre, y fue asesinado por dos hombres que viajaban en una motoneta.

El mismo modus operandi con el que han sido ejecutados al menos 12 líderes del centro de CDMX, según conteos del periódico El Universal y Milenio.

En todos los casos ha sucedido lo mismo: los afectados hacen una denuncia pública o solicitud de ayuda, y después el gobierno de la ciudad hace una declaración con una advertencia prometedora que nunca llega a materializarse en el plano de lo real.

La versión que se maneja entre los comerciantes del centro sobre la muerte del “Liebre” dice que se trató de una venganza por no pagar el famoso “derecho de piso” a sus extorsionadores.

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO

Raymundo Pérez López, otro líder de ambulantes que fue asesinado hace medio año, denunció que lo estaban extorsionando. Incluso entregó una lista de nombres, pero a las cuatro semanas lo ejecutó un sicario que lo había estado cazando en los alrededores de su casa. El líder quedó arrodillado a las puertas de su auto. Tenía siete impactos en el cuerpo.

La noche del 5 de abril, Armando Becerril, dueño de un restaurante en el centro, circulaba a bordo de su auto junto a su madre cuando la clásica motoneta con sicarios lo interceptó en el camino. Al igual que Raymundo Pérez, también había denunciado a sus extorsionadores.

Recientemente, los vendedores del tianguis de La Lagunilla, uno de los espacios más emblemáticos de la capital, revelaron que varios sujetos se presentaron en cada uno de los puestos para exigirle a los comerciantes una cuota periódica. En una sola calle hay más de 300 puestos.

La organización que está detrás de todo sería La Unión Tepito a través de “El Elvis”.

En Tláhuac, tianguistas sufren extorsiones de “El Nuevo Cártel de Tláhuac”

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

De acuerdo con La Silla Rota, en los últimos meses, comerciantes que venden sus productos en el tianguis de la colonia Nopalera, en Tláhuac, son extorsionados por delincuentes que dicen ser integrantes del “Nuevo Cártel de Tláhuac”.

Pero según fuentes de la Procuraduría consultadas por el medio, señalan que ese grupo no existe, sino que se trata de imitadores, pero uno de ellos identificado como “El Tecámac”, sí pertenece al Cártel de Tláhuac.

El tianguis se pone todos los días, menos los martes, sobre la calle Angélica Paulette y desde agosto pasado, algunos hombres apodados como “La Mónica”, “El Dutec”, “Sargento Lucina” y “El Chapo”, se han dirigido a los comerciantes para exigirles dinero a cambio de protección.

Les cobran entre 500 y 3,000 pesos semanales, al tiempo que son amenazados de muerte. Sin embargo, no se ha interpuesto ninguna denuncia formal desde agosto.

Se sabe que “El Tecámac” y otro sujeto apodado “El Titino”, están relacionado con el ataque y asesinato del alcalde de Valle de Chalco, Francisco Tenorio. “El Titino” se presenta como miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación, lo cual no ha sido comprobado.

MÁS DE ESTE TEMA: