Cemeí Verdía, ex líder de autodefensas en Michoacán, fue víctima de un atentado

El también activista se encuentra gravemente herido tras el ataque directo de una persona armada y fue trasladado a Guadalajara para ser intervenido

Cemeí Verdía, ex líder de una autodefensa michoacana (Foto: Cuartoscuro)
Cemeí Verdía, ex líder de una autodefensa michoacana (Foto: Cuartoscuro)

El ex líder de autodefensas en la costa de Michoacán, Cemeí Verdía, sufrió un ataque directo en el estado de Colima y fue gravemente herido la noche de este jueves (tiempo local), confirmaron fuentes cercanas al también activista.

“Hablé con los familiares de Cemeí y me dijeron que había sido atacado por una persona mientras trabajaba en su huerto de papayas en Colima”, declaró a Infobae México el abogado Ignacio Mendoza.

“Atentaron contra su vida. En el huerto había otros trabajadores y de entre los matorrales salió una persona que lo atacó con un arma de calibre supuestamente pequeño”, detalló Mendoza, que habló con los familiares de Verdía.

Un solo hombre atacó al ex líder de autodefensas (Foto: Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro)
Un solo hombre atacó al ex líder de autodefensas (Foto: Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro)

“Hablé con ellos hace media hora (22:30 horas, tiempo del centro de México) y me dijeron que estaba vivo, pero sí, gravemente herido, lo están interviniendo en Guadalajara", la capital de Jalisco, colindante con Colima, aunque a dos horas de distancia de donde fue atacado.

Se especula que el arma con el que fue atacado era de calibre .22, “que es un calibre muy agresivo, porque genera mucho daño, se desvía fácilmente en el cuerpo”, concluyó Mendoza. El activista estaba siendo intervenido por la noche de este jueves.

Verdía es originario del estado de Michoacán, que también comparte frontera con Colima y Jalisco, en el occidente de México. En 2014, participó junto a otros en la fundación de grupos de autodefensas en la costa michoacana, donde se convirtió en líder de dicha organización en la comunidad de Aquila, unos 215 kilómetros al suroeste de la capital, Morelia.

El activista fue atacado en su huerto en Colima (Foto: Juan José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)
El activista fue atacado en su huerto en Colima (Foto: Juan José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)

En octubre, Verdía había declarado a Notimex que tanto las autoridades locales en Aquila y otras partes de Michoacán, así como las policías comunitarias, se encontraban coludidas con el crimen organizado y era imposible confiar en ellas.

“La gente vive con temor, ha habido mucho enfrentamiento”, expresó el activista, que en 2018 perdió una diputación abanderado por el Partido Acción Nacional (PAN). El ex líder autodefensa había sido candidato en Ostula, también cerca de la línea costera michoacana.

“Quiero pensar que muchos de los alcaldes (del estado) tuvieron alguna relación con grupos delictivos para llegar a ese puesto. El de Aquila así fue, nos consta porque actualmente paga cuota a quienes lo apoyaron", destacó Verdía.

Las autodefensas surgieron como alternativa ante los grupos criminales y la inacción de las autoridades (Foto: Cuartoscuro)
Las autodefensas surgieron como alternativa ante los grupos criminales y la inacción de las autoridades (Foto: Cuartoscuro)

“Cuando iniciamos el movimiento de autodefensas, algunos nos levantamos por la realidad que se estaba viviendo, pero toros llevaban sus intereses”, explicó. “Nosotros teníamos una causa, pero desde hace tres años se dedicaron a ser delincuentes”, concluyó.

La presencia de grupos delincuenciales en Michoacán ha sido un constante en los últimos lustros. Ahora, el dominio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos del continente, y su permanente lucha contra organizaciones más pequeñas, han aterrorizado a la población en los últimos años.

En 2015, Verdía, todavía líder del grupo de autodefensas en la región de la sierra y la costa de Michoacán, pasó más de tres meses en la cárcel, detenido en junio por el delito de homicidio.

A finales de septiembre, un juez lo exoneró, al considerar que la procuraduría local no había presentado las pruebas suficientes para mantenerlo en prisión. También había sido acusado por delitos electorales y por robo, pero nunca se pudo demostrar su responsabilidad.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS