En un artero ataque de más de 100 balazos, un policía estatal de Sinaloa fue asesinado afuera de un centro comercial en Culiacán, Sinaloa, durante la mañana de este miércoles.

Luego de que peritos de la Fiscalía General del estado, acudieran al lugar, se logró contabilizar 155 casquillos de bala.

El elemento policíaco fue identificado como Eduardo "N", de 32 años, quien se desempeñaba como escolta del subsecretario de la Policía Estatal Preventiva.

El cuerpo quedó dentro de un vehículo Nissan color blanco, en el estacionamiento de una plaza comercial ubicada en el cruce del bulevar Las Moras y calle Jesús Kumate, en la colonia Las Moras.

Según versiones de medios locales, el policía, quien tenía poco tiempo en la corporación, habría participado en el operativo de la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el pasado 17 de octubre.

Una vez que se confirmó el hallazgo del policía asesinado dentro de un auto Nissan Sentra, la escena fue asegurada también por elementos de la Policía Estatal, quienes llevaron un camión blindado al lugar.

De acuerdo la información obtenida en el lugar, se presume que sujetos armados llegaron por la calle Kumate y desde ahí comenzaron a disparar con el elemento que se encontraba dentro del auto y quien quedó muerto junto a un arma larga y un radio tipo matra.

Inclusive, el secretario de Seguridad Pública, Cristobal Castañeda Camarillo acudió al lugar de los hechos, poco antes de que forenses de la Fiscalía arribaran al sitio.

Aunque el reporte del asesinato se dio a las 7:30 horas, fue hasta las 8:40 que forenses llegaron al sitio y comenzaron con las indagaciones pertinentes.

Ahí iniciaron con la identificación de todos los casquillos de bala regados en el lugar de los hechos y así determinaron que fueron 155.

Presuntamente el policía abatido habría participado en el operativo de detención de Ovidio Guzmán
Presuntamente el policía abatido habría participado en el operativo de detención de Ovidio Guzmán

Asesinaron a otro policía en Aguaruto en marzo

De acuerdo a datos periodísticos, el último caso registrado en Culiacán de un agente policíaco asesinado, ocurrió el 13 de marzo de este año, otro elemento de la Policía Estatal Preventiva del grupo Élite fue asesinado a balazos cuando estaba a punto de estacionase en su domicilio en la comunidad de Aguaruto.

El alto mando, identificado como Miguel Ángel "N"trató de escapar a pie tras ser interceptado por un grupo armado quien lo persiguió hasta matarlo a unos metros de su vivienda.

Asimismo, se recuerda que durante el 2016 y 2017 integrantes de la delincuencia organizada llevaron acabo varios ataques a tiros contra elementos de seguridad pública, como también dirigidas a altos mandos.

Entre estos están los dos policías municipales abatidos en sector Alturas del Sur un 4 de abril, momentos después de salir de turno.

14 policías muertos en ataque en Michoacán

En otro caso, el pasado 14 de octubre un convoy de la Policía Estatal de Michoacán fue atacado en el municipio de Aguililla dejando al menos 14 policías muertos, de acuerdo con la información confirmada por el secretario de Seguridad Pública de ese estado, Israel Patrón Reyes.

Los elementos policíacos fueron atacados mientras realizaban un mandato judicial. Por medio de Twitter la Secretaría de Seguridad de Michoacán lamentó el hecho y dijo que “se llevan a cabo las actuaciones de ley para dar con los responsables.

El Cártel Jalisco Nueva Generación se adjudicó el atentado en imágenes que fueron publicadas posteriores al ataque. El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, dijo que “no habrá impunidad” ante el ataque contra los elementos policíacos.

Aunque la autoría del siniestro no ha sido confirmada por las autoridades, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles sentenció el atentado y dijo que “Muchas veces dejan mensajes para crear confusión, pero la Fiscalía ya trabaja en verificar la autenticidad de los mismos”.

Por otro lado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana condenó los hechos al decir: “Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”.

MÁS SOBRE EL TEMA: