Glenn Close afirmó que Gwyneth Paltrow no merecía el Oscar que ganó por “Shakespeare In Love”

En plena promoción de su última película “Hillbilly Elegy , la siete veces nominada por la Academia cuestionó el premio que recibió su colega en 1999

Glenn Close, en contra del Oscar que se llevó Gwyneth Paltrow en “Shakespeare in Love” (AP)
Glenn Close, en contra del Oscar que se llevó Gwyneth Paltrow en “Shakespeare in Love” (AP)

Según Glenn Close, la Academia de Hollywood falló cuando le otorgó a Gwyneth Paltrow el premio a la mejor actriz en 1999 por “Shakespeare In Love”.

La protagonista de “Atracción Fatal” nunca ha tenido demasiada suerte en los premios Oscar, ya que tras siete nominaciones, todavía no ha ganado ninguno. En una reciente entrevista con el crítico Peter Travers para el programa “Popcorn” de ABC News , Close cuestionó el Oscar que Paltrow recibió frente a la poderosa actuación de la brasileña Fernanda Montenegro por “Central Station” del director Walter Salles.

Gywneth Paltrow recibió el Oscar en 1999 por su actuación en "Shakespeare In Love"
Gywneth Paltrow recibió el Oscar en 1999 por su actuación en "Shakespeare In Love"

“Creo que ser nominado por tus pares es lo mejor que nos puede pasar. Pero a la vez creo que no se puede comparar las actuaciones de una actriz y otra. Recuerdo el año en que Gwyneth Paltrow le ganó a esa increíble actriz que trabajaba en ‘Estación central’ (1998) y me dije: ‘¿Qué? No tiene sentido’”, sentenció la actriz, de 73 años.

Close fue incluso más crítica con la forma en la que se entregan los premios. “Creo que la elección de quién gana tiene mucho que ver con cómo le ha ido a la película, si tiene tracción. Con la publicidad, con cuánto dinero se invirtió para exhibirlo en las salas. Tengo que reconocer que estaba molesta por eso”, añadió. “Yo tengo que tomármelo con filosofía y que no me afecte. Me alegra mucho que mis compañeros piensen que cualquiera de mis interpretaciones merece atención”, concluyó.

En la entrega de los Oscar de marzo de 1999, Paltrow tenía 26 años y recién estaba comenzando en la industria. Otras nominadas a Mejor Actriz ese año fueron Meryl Streep por “One True Thing”, Cate Blanchett por “Elizabeth” y Emily Watson por “Hilary and Jackie”.

Ben Affleck, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein
Ben Affleck, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein

El triunfo de la película, así como de su actriz protagonista, fue una auténtica sorpresa en Hollywood pero dejaba en claro el poder del entonces productor Harvey Weinstein, hoy preso por violación y agresión sexual.

La misma Paltrow fue quien ayudó para que la conducta de abusos de Weinsten quedara al descubierto. Paltrow estaba determinada a derribar al todopoderoso y jugó un papel clave en desenmascararlo, según las dos periodistas que revelaron las primeras denuncias sobre abuso y acoso del productor contra mujeres de la industria.

La actriz, fue una de las primeras en Hollywood en ponerse en contacto con las periodistas del New York Times, Megan Twohey y Jodi Kantor, que fueron las primeras en contar sobre la historia de abusos del magnate, ayudando a despertar el movimiento global #MeToo.

Meryl Streep, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein (Shutterstock)
Meryl Streep, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein (Shutterstock)

Paltrow fue víctima de Weinstein. La propia actriz contó que la acosó en un hotel de Beverly Hills cuando apenas tenía 22 años e, incluso, intentó abusar de ella. En un primer momento le dio un masaje y después le pidió pasar a su habitación, pero ella logró escaparse. “Era una niña, estaba petrificada”, declaró al New York Times en el potente artículo de 2017 que derribó al poderoso rey de Hollywood.

El productor le pidió que no dijera nada de lo que había ocurrido y advirtió a la actriz: “Vas a arruinar toda tu carrera si le cuentas a la gente sobre esto”.

También reveló que su novio de entonces, Brad Pitt, lo enfrentó cuando ella le contó lo ocurrido. “Si alguna vez la vuelves a hacer sentir incómoda, te mataré”, le dijo Pitt a Weinstein.

SEGUIR LEYENDO:

Cómo Gwyneth Paltrow se convirtió en una pieza clave para derribar al depredador sexual Harvey Weinstein