El traje rosa que llevó Jackie Kennedy el día del asesinato de JFK sigue oculto y guardado como tesoro nacional hasta 2103

Los Archivos Nacionales de EEUU custodian el conjunto Chanel que llevó la primera dama ese fatídico día en Dallas en 1963. Está en un lugar secreto. La familia esperará al siglo XXII para decidir qué hacer con él

Reuters
Reuters

El traje rosa de Jackie Kennedy, usado el día del asesinato de su marido, el presidente John Fitzgerald Kennedy, es uno de los recordatorios más desgarradores del atentado sufrido el 22 de noviembre de 1963. Sin embargo, esa icónica prenda, que decidió no quitarse hasta regresar a Washington, está guardada y puede que no vea la luz nunca más.

El traje de Chanel pertenece ahora a los fondos de los Archivos Nacionales de los Estados Unidos y se conserva como un tesoro nacional. No estará disponible hasta al menos el año 2103, cuando, según los Archivos Nacionales, la familia Kennedy reconsidere si alguna vez habrá algún tipo de acceso a esta famosa prenda o incluso no volver a exponerla.

El conjunto de dos piezas de lana rosa está oculto en unas instalaciones específicas de la ciudad College Park, Maryland, al noroeste del país. Allí está guardado en una caja hecha específicamente para él, fabricada sin ácidos y con control de temperatura y humedad, dentro de un contenedor creado para su conservación.

La ex primera dama estadounidense lució el traje empapado de sangre desde el momento en que le dispararon a su esposo. Se dejó el traje durante la jura del presidente Lyndon B. Johnson en el Air Force One en el camino de regreso a Washington D.C.. Aunque se la instó varias veces a cambiarse la ropa, ella insistió: “Que vean lo que han hecho”. Llegó a la Casa Blanca a las cinco de la mañana con el look que el presidente le había pedido que llevara en su visita a Dallas. John Kennedy decía que Jackie estaba “espectacular” con él.

Martha Murphy, la encargada del acceso especial de los Archivos, fue una de las pocas personas que tuvo acceso y sólo comenta que la ropa está en “buenas condiciones”.

Aquel día en Texas se arrepintió de haber hecho caso a su marido porque hacía demasiado calor para un traje de lana. El sombrero desapareció en medio del caos. Su secretaria lo vio por última vez en el hospital de Dallas donde los médicos intentaron en vano resucitar al presidente.

John F. Kennedy y su esposa Jacqueline Kennedy en el aeropuerto de Dallas. Unas horas después, el mandatario era asesinado mientras recorría la ciudad en un auto descapotable. (AP Photo)
John F. Kennedy y su esposa Jacqueline Kennedy en el aeropuerto de Dallas. Unas horas después, el mandatario era asesinado mientras recorría la ciudad en un auto descapotable. (AP Photo)
Mandatory Credit: Photo by F A Archive/Shutterstock (6044523bz)
President John F. KENNEDY motorcade on the day of his assassination, Dallas, Texas, November 22, 1963
Art - various
Mandatory Credit: Photo by F A Archive/Shutterstock (6044523bz) President John F. KENNEDY motorcade on the day of his assassination, Dallas, Texas, November 22, 1963 Art - various

Caroline Kennedy, la única hija con vida del matrimonio presidencial y que ahora tiene 61 años, decidió donarlo a dichos Archivos en el año 2003. Entonces, fijó como condición que no se expusiera al público para no “deshonrar la memoria” de sus padres y para “no causar dolor ni sufrimiento a los miembros de la familia”. Jackie quiso que fuera así.

Caroline firmó un papel por deseo de su madre -fallecida en 1994 a los 64 años- para donar todos los derechos a cambio de que estuviera guardado y lejos de la vista de cualquiera durante otros 100 años.

En 2103 se cumplirán 150 años del asesinato de Kennedy en Dallas. Fue declarado muerto en el Hospital Parkland. “No tuvimos nunca una esperanza de salvar su vida”, declararon los médicos.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

La primera dama se lo había hecho a medida en una tienda de Park Avenue en Nueva York llamada Chez Ninon, que recibió la tela, los botones y el patrón directamente de Chanel. Jackie lo había llevado en público en al menos otras seis ocasiones, entre ellas un viaje a Londres y un reportaje en la revista Life. A Jackie le gustaba la marca francesa, pero se había acostumbrado a comprar los trajes adaptados en la tienda neoyorquina.

El modelo fue parte de un original que Coco Chanel mostró en un desfile de París para la colección otoño/invierno de 1961-1962.

Según People, el ya mítico dos piezas rosa era uno de los favoritos del presidente Kennedy.

Lee Harvey Oswald, un empleado del almacén Texas School Book Depository en la Plaza Dealey, fue señalado como el asesino. Una investigación concluyó que Oswald actuó solo y otra sugirió que actuó al menos con otra persona más. El asesinato todavía está sujeto a especulaciones, es origen de un gran número de teorías conspirativas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El castigo de la reina Isabel II: canceló la fiesta de cumpleaños de Andrew, su hijo favorito