En agosto de 2018, el protagonista de
En agosto de 2018, el protagonista de "Argo" fue retratado en la puerta de su casa de Los Ángeles mientras recibía una caja llena de alcohol. Tras conocerse las imágenes, su ex esposa Jennifer Garner lo internó en un centro de rehabilitación. Estuvo 40 días bajo tratamiento (The Grosby Group)

Ben Affleck admitió que volvió a beber. El actor de 47 años fue a la casa de su ex Jennifer Garner en California el domingo por la tarde solo unas horas después de haber sido visto completamente ebrio tras asistir a una fiesta el sábado por la noche en Los Ángeles. Al ver a los fotógrafos, el intérprete, que parecía estar de buen humor a pesar de la recaída, se sinceró ante las cámaras: “Fue un error, pero no voy a dejar que vuelva a pasar".

Horas antes de la visita a la casa de su ex, donde estuvo decorando el jardín para Halloween con sus tres hijos, el ganador del Oscar fue visto en muy mal estado tras salir de una fiesta de disfraces de Halloween acompañado por una mujer. En las imágenes, obtenidas por TMZ, se lo pudo ver con dificultad para mantenerse en pie e incluso en un momento casi cae el piso.

La estrella de cine, que llevaba una máscara y un traje oscuro, fue grabado por los paparazzi mientras salía del hotel La Peer en West Hollywood acompañado por la joven. “La sobriedad es difícil de alcanzar para todos los que luchan contra la adicción. Ben ha reconocido que va a fallar de vez en cuando”, informó un representante del actor a la revista People.

Fue visto borracho luego de una fiesta de Halloween

Horas antes de su recaída, el actor había celebrado públicamente llevar “más de un año” en recuperación. Lo hizo a través de un mensaje publicado en su cuenta de Instagram.

En marzo pasado, Affleck habló abiertamente de sus problemas con el alcohol. “Realmente no me molesta hablar sobre el alcoholismo y ser un alcohólico. Es parte de mi vida. Es algo con lo que trato a diario”. Pese a estar separados hace varios años, Jennifer Garner es un gran soporte para el actor y director en su recuperación para dejar el alcohol.

En agosto de 2018, el protagonista de Argo fue retratado en la puerta de su casa de Los Ángeles mientras recibía una caja llena de alcohol. Tras conocerse las imágenes en los medios, su ex esposa lo internó en un centro de rehabilitación en Malibú, donde permaneció 40 días. Tras ser dado de alta, en un mensaje en Instagram, el último Batman de la pantalla grande agradeció a su familia y a los fanáticos por el apoyo que había recibido.

Luchar contra cualquier adicción es una lucha de por vida y difícil. Debido a eso, uno nunca está realmente dentro o fuera del tratamiento. Es un compromiso a tiempo completo. Estoy luchando por mí y por mi familia”, expresó Affleck en su mensaje.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: