El pedido de Britney Spears a sus fans en medio de preocupaciones por su salud mental

La cantante tuvo una recaída y debió ser internada en un psiquiátrico a principios de septiembre. Tras recibir el alta médica, la “Princesa del Pop” continúa con la rehabilitación

Britney Spears y su novio Sam Asghari (EFE/EPA/NINA PROMMER)
Britney Spears y su novio Sam Asghari (EFE/EPA/NINA PROMMER)

La semana pasada Britney Spears volvió a alarmar a sus fanáticos: subió un extraño video bailando y abandonó su novio en una alfombra roja. La estrella pop, de 37 años, está pasando un momento personal muy difícil y sus admiradores temen por ella.

A raíz de sus problemas psiquiátricos tuvo que enfrentar un año muy complejo. Se internó en un centro médico y hasta que no esté recuperada no podrá realizar sus shows en Las Vegas por decisión de su manager. Pero eso no fue todo. A principios de este mes, la cantante pop perdió la custodia compartida de sus dos hijos, Jayden James, de 12 años, y Sean Preston, de 13.

Para llevar un poco de tranquilidad, la voz detrás de “Toxic” compartió un mensaje especial a sus fans, donde dijo que se estaba tomando un tiempo para “enfocarse en lo que realmente quiere” ya que ha estado trabajando sin parar desde que era una niña.

“¡Espero que no me hayan olvidado! Estoy haciendo esta transición en mi vida para concentrarme en lo que realmente quiero. He trabajado sin parar desde que tenía 8 años en este negocio. A veces es bueno parar y reflexionar !!!! Los extraño a todos … Realmente tengo los mejores fans del mundo!!! “, escribió la intérprete en su post.

“Respeto”, comentó su novio Sam Asghari.

El preocupante estado de Britney Spears

La cantante y su novio Sam Asghari se acercaron algunos fotógrafos durante el evento, pero Spears se sintió incómoda y decidió dejar el lugar. Todo esto desconcertó y preocupó aún más a sus fans. Como se puede ver en las imágenes, la estrella posó en la alfombra roja apenas treinta segundos y se marchó tras decirle a su publicista: “Me quiero ir”.

Asghari, quien estaba siendo honrado en el premiación, tuvo que acompañarla de nuevo hasta el vehículo que los llevó hasta la ceremonia, y luego él solo volvió a la gala.

El errático comportamiento se produce en medio de un enfrentamiento familiar en la corte por la tutela de la estrella. Jamie Spears tiene la tutela de su hija desde 2007, año en el que la voz de “Baby One More Time” perdió el control por completo: fue internada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos.

La cantante anunció a principios de este año que estaba tomando un descanso de su carrera mientras su padre estaba luchando contra problemas de salud. Este mes, Jamie renunció temporalmente como tutor por “razones de salud personal” y nombró a Jodi Montgomery hasta el 20 de enero de 2020.

El año pasado la intérprete tuvo una recaída en su salud mental. Tras cancelar sus conciertos en Las Vegas, Spears ingresó a un centro médico a principios de este año para estabilizarse. El mes pasado, la artista recibió un revés en la batalla judicial de su ex pareja, Kevin Federline, por la custodia de sus hijos.

Britney tendrá que conformarse con 30% de los derechos de la custodia, mientras que la cantidad restante pertenece a Federline.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Rob Cohen, director de “Rápido y furiosos”, fue acusado de abuso sexual

MAS NOTICIAS