Pablo Lyle tuvo que pausar su carrera como actor para atender el juicio en su contra (Foto: Captura pantalla TV Azteca)
Pablo Lyle tuvo que pausar su carrera como actor para atender el juicio en su contra (Foto: Captura pantalla TV Azteca)

Este próximo 22 de agosto está la cita para la audiencia final del caso por homicidio involuntario del actor mexicano Pablo Lyle, y su defensa está preparando pruebas y testimonios que lo ayuden a recuperar su libertad.

La mañana de este 19 de agosto, sus abogados se reunieron con el juez para informarle que están listos para defenderlo el jueves, aunque solicitaron a la Fiscalía documentos como el recibo de la grúa que movió el vehículo de la víctima, así como el inventario del automóvil, pieza fundamental en la defensa.

"Todos los testigos tienen importancia, algo qué ofrecer a la defensa de Pablo. Vamos a solicitar todo el testimonio que enseñe. Le informamos al juez en dónde estamos y que estamos preparados para defender a Pablo el 22 de agosto", dijo uno de sus abogados al salir de la reunión de menos de 3 minutos con el juez.

La penalista Sandra Hoyos confirmó que la defensa del actor ingresó un documento el viernes pasado para informar que llevarán a un testigo experto cuya opinión y reconstrucción de los hechos podría ayudar a Lyle para recuperar su libertad.

Pablo Lyle ha tenido que permanecer en Estados Unidos durante más de 4 meses(Foto: Instagram @elgordoylaflaca)
Pablo Lyle ha tenido que permanecer en Estados Unidos durante más de 4 meses(Foto: Instagram @elgordoylaflaca)

"Los abogados de Pablo Lyle tienen un testigo que es un experto policial que puede testificar sobre qué haría una persona razonable en una situación como la del actor. Es una persona que tiene experiencia en cuando las personas regresan a sus vehículos (como el fallecido Juan Ricardo Hernández)", dijo a Telemundo.

Su análisis ayudaría a desestimar los cargos en contra del actor. "Viene a aclarar sobre la probabilidad de que la víctima fuese a su carro a buscar un objeto y cuál sería la respuesta más razonable de Pablo Lyle en ese momento. Si es más probable que la persona iba a buscar algún tipo de arma, entonces la reacción de Pablo Lyle sería justificada".

Pero la defensa sigue en espera de pruebas que la Fiscalía les debe entregar a más tardar este 20 de agosto a las 17:00 horas local. Se trata del recibo de la grúa y el inventario del vehículo de la víctima mortal.

A esa hora deben compartir las pruebas o confirmar que no las tienen o no existen. La lista del contenido del automóvil es fundamental "para saber qué había en ese vehículo, para saber si había un arma".

Cabe recordar que la defensa del actor se ampararía en la ley Stand your ground o Quédate donde estás, la cual permite a las personas defenderse con una "fuerza mortal" en caso de sentirse intimidados o en riesgo de sufrir algún peligro.

Pero si la audiencia es aplazada, esta situación podría extenderse un tiempo más, pero solo hasta el próximo 23 de septiembre, cuando expire el caso.

"Según las reglas de la Florida, en casos criminales, específicamente de felonía, tienen 180 días para llevar un caso a juicio, del día en que la persona fue arrestada al día en que se lleva el caso a juicio", dijo Hoyos.

"Las reglas pueden ser extendidas por acuerdo de las partes o por orden judicial, pero es por lo que se rige la Corte en la mayoría de los casos", explicó.

Este 19 de agosto también se realizó, a puerta cerrada, una declaración bajo juramento de Mercedes, la pareja de la víctima mortal del caso, en donde la defensa le preguntó todo tipo de preguntas alrededor del incidente.

(Video: Univision – Despierta América)

El pasado 31 de marzo, el actor se dirigía con su familia rumbo al aeropuerto de Miami, a bordo del vehículo de su cuñado, quien trató de dar una vuelta en "U" en una zona de la autopista.

La maniobra provocó un problema con el automóvil que manejaba Juan Ricardo Hernández, un ciudadano de origen cubano de 63 años, quien bajó del vehículo para reclamar al cuñado de Lyle.

Poco después Hernández regresó a su auto, mientras que Lyle salió corriendo del otro vehículo y se dirigió hacia él para golpearlo en el rostro.

En los videos captados se ve que después de que Lyle golpeó a Hernández, éste cayó al suelo y quedó inconsciente. El hombre fue hospitalizado y falleció días después.

En una audiencia del pasado 1 de mayo, el juez Alan Fine fijó a Lyle una fianza de USD 50.000 se le presentaron cargos por homicidio involuntario y se le ordenó que permaneciera bajo arraigo domiciliario, con un brazalete para monitorearlo.