Meryl Streep: el talento eterno de Hollywood cumple 70 años.  Shutterstock
Meryl Streep: el talento eterno de Hollywood cumple 70 años.  Shutterstock

Indiscutida, es una de las estrellas contemporáneas más talentosas del cine. Conocida por su trabajo en películas tan diversas como La decisión de Sophie, El Francotirador, El diablo se viste a la moda, Mamma Mia! y La Duda, Meryl Streep celebra este sábado sus 70 años. Nacida en Nueva Jersey en el seno de una familia acomodada y recibida de la carrera de drama de Yale, tiene más de cuatro décadas de trayectoria. La "gran dama del cine" tiene un talento sin límites y no da nada por sentado.

Mary Louise Streep comenzó su carrera en los escenarios teatrales de Nueva York a finales de la década de 1960 y participó en varias producciones de Broadway. Streep pasó al cine en los 70 y pronto comenzó a ganar relevancia en el séptimo arte e importantes reconocimientos de sus pares, ganando finalmente los Oscar por Kramer contra Kramer (1979), Sophie's Choice (1982) y The Iron Lady (2012). En las décadas siguientes, Meryl lograría el récord de ser la más nominada en la historia de Hollywood: 21 veces (16 como actriz protagónica). Además, ganó 9 Globos de Oro y tres Emmy.

Streep en Sophie’s Choice
Streep en Sophie’s Choice
Meryl Streep en Still Of The Night – 1981. Director: Robert Benton.
Meryl Streep en Still Of The Night – 1981. Director: Robert Benton.
Con su Oscar por ‘La decisión de Sophie” en 1982.
Con su Oscar por ‘La decisión de Sophie” en 1982.
Meryl Streep en Los puentes de Madison
Meryl Streep en Los puentes de Madison

Igualmente capaz de sorprender al público en drama, comedia y musicales, es considerada una de las mejores actrices de todos los tiempos. Un camaleón en pantalla. Streep pasó gran parte de la década de 1980 sumergida en una variedad de roles. En Sophie's Choice (1982) interpretó a una mujer polaca traumatizada por sus experiencias durante el Holocausto, mientras que en África Mía (1985), asumió el papel de una propietaria de una plantación que vive en Kenia. Deslumbra con sus trabajos en Kramer contra Kramer o Manhattan, de Woody Allen.

El miedo es algo bueno. Todo lo que te desestabiliza puede ayudarte. La mayoría de los actores son inseguros. Es necesario

En los años noventa diversifica sus personajes eligiendo proyectos como La muerte les sienta bien, con Goldie Hawn y Bruce Willis, La casa de los espíritus, de Billie August, junto a Antonio Banderas, y Los puentes de Madison, de Clint Eastwood, por la que ganó el Premio SAG y fue nominada a un Globo de Oro y un Oscar.

Meryl Streep en "La decisión de Sophie"

La Dama de Hierro le dio a Streep su tercer premio de la Academia en 2012. En su discurso de aceptación, la talentosa artista se mostró incomoda y modesta. "Cuando dijeron mi nombre, tuve la sensación de que podía escuchar a la mitad de los Estados Unidos diciendo: '¡Oh, no! Oh, vamos, ¿por qué ella? ¡Otra vez!'".

Si bien puedo ser una veterana de la industria, los Oscar aún tienen un significado especial para esta legendaria estrella. "Pensé que era demasiado vieja, pero dicen tu nombre y simplemente entras en una especie de luz blanca", dijo Streep tiempo después.

Streep con su tercer Oscar
Streep con su tercer Oscar

En 2003, por su trabajo en Las horas, fue nominada a un Premio SAG y a un Globo de Oro. Ese mismo año volvió a ser nominada a un Globo de Oro, un BAFTA y un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por Adaptation. El ladrón de orquídeas, de Spike Jonze.

En últimos años la hemos visto en Florence Foster Jenkins'(2016), de Stephen Frears, Los archivos del Pentágono (2017), de Steven Spielberg, o El regreso de Mary Poppins, de Rob Marshall, y Mamma Mia: Una y otra vez, de Ol Parker, ambas de 2018.

Meryl Streep, ‘The Devil Wears Prada’ (El diablo se viste a la moda)
Meryl Streep, ‘The Devil Wears Prada’ (El diablo se viste a la moda)

Si hay una actriz que se destaca por su versatilidad esa es Meryl Streep. Es capaz de encarnar el personaje que sea. No solo ha vencido a la invisibilidad, el drama más común de las actrices maduras de Hollywood, si no que también sigue siendo la más demandada por los estudios.

La trágica historia de su primer amor 

John Cazale y Meryl Streep
John Cazale y Meryl Streep

Meryl Streep está casada desde 1978 con el escultor Don Gummer. Pero, si bien están juntos hace más de 40 años, Streep vivió una historia de amor trágica antes de conocerlo: su novio John Cazale fue diagnosticado con un cáncer de huesos y murió a los 42 años con una corta pero sobresaliente carrera en el cine.  

Él, el poco agraciado, pero talentoso actor secundario, amigo de Al Pacino y Robert de Niro. Cazale era todo un mujeriego hasta que un día conoció a la joven actriz que le robó el corazón de inmediato. Se cruzaron por primera vez en un escenario cuando protagonizaron la adaptación teatral de Shakespeare Medida por medida en 1976 y se volvieron inseparables. Ella tenía 27 y él 41. Poco importaron los 15 años de diferencia. El flechazo fue mutuo. "Conocí a la mejor artista de la historia y trabajo con ella", le dijo John a su amigo Al Pacino.

Inmediatamente se enamoraron y se fueron a vivir juntos al apartamento que Cazale tenía en Manhattan, pero su historia de amor no estaba predestinada a culminar en un final feliz.

John Cazale y Meryl Streep
John Cazale y Meryl Streep

Cazale era uno los secundarios de lujo que ganó gran prestigio con solo cinco películas en su haber, siendo todas ellas nominadas a los premios Oscar: El Padrino (1972), La conversación (1974), El Padrino II (1974), Tarde de perros (1975) y The Deer Hunter ("El Francotirador", 1978). Todo un récord hasta ahora no igualado por ningún otro intérprete.

Al Pacino, Marlon Brando, James Caan y John Cazale en “El Padrino” (Grosby Group)
Al Pacino, Marlon Brando, James Caan y John Cazale en “El Padrino” (Grosby Group)

Antes de empezar el rodaje del drama El Francotirador, un drama sobre la guerra de Vietnam y sus consecuencias, en la que ambos aparecían con Robert de Niro y Christoher Walken, Cazale empezó a escupir sangre. El médico le diagnosticó cáncer en los huesos y una esperanza de vida de tres meses. Pese a la brutal noticia, ella siempre estuvo ahí, a su lado, cuidándolo mientras la enfermedad le iba devorando por dentro sin tregua. Incluso aceptó trabajar en  la serie "Holocausto" para pagar el tratamiento médico de su pareja.

Meryl Streep y De Niro El Francotirador-Shutterstock
Meryl Streep y De Niro El Francotirador-Shutterstock
Meryl Streep y De Niro en “El Francotirador” (The Deer Hunter)
Meryl Streep y De Niro en “El Francotirador” (The Deer Hunter)

Los productores de El Francotirador, de Michael Cimino, no querían pagarle el sueldo porque no pensaban que fuera a sobrevivir al rodaje. Streep fue a hablar con De Niro y él se ofreció a pagar los gastos de los contratiempos que pudiese originar la muerte de Cazale. También convencieron al director para que el intérprete rodase primero todas las escenas.

Streep rara vez habló de esa experiencia tan traumática, hasta el documental para HBO Descubriendo a John Cazale (Richard Shepard, 2009). "Le habían diagnosticado una enfermedad terrible. Pero era fuerte, así que sin duda tenía esperanzas", dijo la actriz. Meryl tenía que rodar en Alemania, así que fue Al Pacino el encargado de llevarlo a las sesiones de quimio en su ausencia.

Cazale cerró los ojos la madrugada del 13 de marzo de 1978 . Streep se encontraba junto a él. Cuando el médico indicó que había fallecido, ella no quería aceptarlo. Golpeó su pecho mientras lloraba y, en ese momento, él abrió los ojos y le dijo: "Está bien, Meryl. Está todo bien". En ese instante murió.

"Verla en ese acto de amor por ese hombre fue inconsolable. Cuando vi a esa chica allí con él pensé que eso es lo importante para mí. Por muy buena que sea en su trabajo, es lo que veo cuando pienso en ella. Ese momento, eso es lo que recuerdo", relató Al Pacino tiempo después.

Su dolor fue tan infinito que nunca más pisó el departamento que compartieron. Mandó a buscar sus cosas y se mudó al estudio de Don Gummer, un amigo de su hermano que estaba de vacaciones. Seis meses después,  en septiembre de 1978, Streep y Gummer se casaron en el jardín de la casa de los padres  de la actriz.

Meryl Streep y  Don Gummer en los Oscar 1983.  Son padres de cuatro hijos: Henry Wolfe, 39, Mamie, 35, Grace, 33, y Louisa, 27, todos han seguido los pasos creativos de sus padres (Shutterstock)
Meryl Streep y  Don Gummer en los Oscar 1983.  Son padres de cuatro hijos: Henry Wolfe, 39, Mamie, 35, Grace, 33, y Louisa, 27, todos han seguido los pasos creativos de sus padres (Shutterstock)

#MeToo 

Meryl Streep, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein (Shutterstock)
Meryl Streep, Gwyneth Paltrow y Harvey Weinstein (Shutterstock)

Tras conocerse las denuncias por acoso y violación contra el poderoso Harvey Weinstein, Streep fue atacada por la actriz Rose McGowan, quien la acusó de ser cómplice en el encubrimiento del comportamiento sexual abusivo del influyente productor . Además, McGowan se burló de la iniciativa en la que Streep y otras actrices de Hollywood vistieron de negro en los Globos de Oro.

Streep respondió con una declaración en la que insistió en que no tenía idea del comportamiento de Weinstein. "No fui deliberadamente silenciosa. No lo sabía. No aprobé tácitamente la violación. No lo sabíaNo todos los actores, actrices y directores que hicieron películas que distribuyó H.W. sabían que abusaba de las mujeres, o que violó a Rose en los años 90, otras mujeres antes y otras después, hasta que nos dijeron", se defendió.

En su comunicado, la intérprete asegura que, tras leer los comentarios en su contra de McGowan sobre ella, le hizo llegar su número de teléfono a través de amigos comunes, pero finalmente no llegaron a hablar para resolver sus diferencias. "Ayer me senté todo el día junto al teléfono, con la esperanza de poder expresarle mi profundo respeto a ella y a todas las demás que han demostrado valentía exponiendo a ese monstruo, y también mi solidaridad por el dolor que sufre", asegura Streep. "Esperaba que me llamara. No lo hizo, pero espero que lea esto".

Harvey Weinstein y Meryl Streep en 2017.
Harvey Weinstein y Meryl Streep en 2017.

"Lamento de verdad que me vea como una adversaria porque ambas estamos, juntas con todas las mujeres de nuestro negocio, desafiando el mismo e implacable enemigo: el status quo que ansía volver a los malos y viejos tiempos en los que las mujeres eran usadas, abusadas y se les negaba entrar en los niveles altos y de toma de decisiones de la industria", concluyó.

Streep recientemente criticó el concepto "masculinidad tóxica" durante un panel sobre la segunda temporada de Big Little Lies, que tiene como protagonistas a cuatro mujeres. "Lastimamos a nuestros chicos al llamar a algo masculinidad tóxica. Las mujeres pueden ser jodidamente tóxicas … es gente tóxica". 

La actriz rechazó que le pusieran la etiqueta de feminista en favor de la de "humanista", a pesar de que ha luchado por los derechos de la mujer desde siempre; es vocera del Museo de Historia Nacional de la Mujer de Estados Unidos y ha donado una gran cantidad de dinero para apoyar a su género.

Abuso psicológico y violencia en "Kramer vs. Kramer"

Dustin Hoffman y Meryl Streep en “Kramer Vs. Kramer”
Dustin Hoffman y Meryl Streep en “Kramer Vs. Kramer”

Pese a que Streep fue una de las mujeres que afirmó no saber nada sobre los comportamientos inapropiados de  Weinstein, sin embargo, sí tenia algo que contar y parece haber estado esperando el momento adecuado para sacarlo a la luz.

La escritora Anna Graham Hunter lanzó la primera acusación contra Dustin Hoffman. "Me acosó sexualmente cuando tenía 17 años", contó Graham Hunter, que por ese entonces era ayudante de producción en el rodaje de la serie La muerte de un viajante en 1985, en un artículo para The Hollywood Reporter . Una mañana, cuando acudió a preguntarle qué quería para el desayuno, la estrella le respondió: "Voy querer un huevo muy cocido y un clítoris suave"

A partir de ahí, otras mujeres relataron incidentes traumático vividos con  el famoso actor.

Streep se convirtió, en ese momento, en una de las mujeres denunciantes contra el protagonista de El Graduado y contó que cuando conoció al actor, este le puso una mano en su pecho. "Qué cerdo tan detestable", pensó la actriz en ese momento.

Justo después de este primer encuentro, los dos empezaron a trabajar juntos en la película de Robert Benton que le dio el primer Oscar como Mejor Actriz de Reparto a Streep, Kramer vs. Kramer (1979). Además del galardón, la actriz se llevó consigo un recuerdo agridulce por la relación que tuvo con Hoffman en el rodaje.

En una entrevista con The New York Times con motivo del estreno de su película The Post, Streep contó cómo el comportamiento de su compañero fue mucho más allá de un toqueteo y, sin previo aviso, la golpeó en una de escena de la película. "Él me abofeteó. Y lo ves en la película. Se sobrepasó".

El guionista, Michael Shulman, asegura que Streep sugirió replantear una escena y el director Benton lo aprobó. Entonces, Hoffman explotó con exasperación: "Meryl, ¿por qué no dejas de llevar la bandera por el feminismo y te dedicas a actuar?".

Allí, siempre según el relato de Schulman, pasó de la agresión física a la psicológica.

En otra ocasión, Hoffman se aprovechó del drama personal que vivía Streep, devastada por la pérdida de Cazale, en busca de mayor dramatismo en una escena y más tarde, durante una toma que transcurre en el interior de un restaurante, el intérprete hizo un cambio inesperado y arrojó un vaso de vino contra la pared mientras la cámara estaba rodando. Streep terminó con fragmentos de vidrio en su cabello.

Envejecer en Hollywood 

(AP)
(AP)

Streep siempre participó en obras de teatro pero al comienzo de su carrera pensaba que ser actriz de televisión o cine era algo banal, superficial. Además, creía que era demasiado fea como para ser una actriz. "Los anteojos no eran fabulosos en esa época". Hoy es una de las actrices que reivindican sus arrugas y quiere propiciar la normalización del paso del tiempo y que este no sea un impedimento para seguir trabajando y consiguiendo papeles interesantes en la industria.

Tiene una mirada inteligente sobre la dictadura de la imagen: "Realmente entiendo la tristeza que acompaña al envejecimiento, especialmente para las mujeres, pero me parece que las personas tienen rostros extraños cuando congelan su cara. Mi consejo: No gastes tanto tiempo en el cuidado de una piel perfecta o en preocuparte si has ganado o perdido un kilo. Piensa en lo que has hecho y logrado en esta vida". 

Trump: "Es una actriz sobrevalorada"

Meryl Streep en los Globos de Oro de 2017
Meryl Streep en los Globos de Oro de 2017

En 2017, con la voz entrecortada, Streep recibía el Globo de Oro honorífico, el noveno de su carrera, y pronunciaba el discurso más profundo de la noche. Sin mencionarlo, recordó a Donald Trump burlándose de un periodista discapacitado:  "La falta de respeto invita a la falta de respeto. La violencia incita a la violencia. Cuando los poderosos usan su posición para intimidar a otros, todos perdemos".

El presidente electo, en una breve entrevista telefónica citada por el diario New York Times, aseguró que no había visto la intervención de Streep; a pesar de ello, atribuyó las críticas de la actriz a que era seguidora -"lacaya", dijo- de Hillary Clinton. En su cuenta de Twitter, continuó las descalificaciones afirmando que Streep era "una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood".

A los pocos días, en los Oscar, Jimmy Kimmel encabezó su monólogo con un deliberado homenaje a Meryl Streep, nominada al Oscar a mejor actriz. El cómico pidió un aplauso para "la altamente sobrevalorada en todo el mundo Meryl Streep" y  fue uno de los momentos más recordados de la noche.

En busca de la "perfección"

Hoy su nombre es noticia por su impecable actuación en la segunda temporada del drama de HBO Big Little Lies, sumándose a Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Laura Dern, Shailene Woodley y Zoë Kravitz. Con su personaje, que lleva su nombre real, Mary Lousie, solo ha necesitado unas escenas encarnando a una mujer en busca de respuestas ante la muerte de su hijo para desatar el furor de los críticos y los espectadores. Juega a una villana amarga y sin filtro. Streep despliega todos sus recursos ante la cámara y borra, sin quererlo, al resto de sus compañeras.

En busca de la excelencia, pidió que le fabricaran una prótesis dental que imitara a la sonrisa de Alexander Skarsgård, que da vida a su hijo en la serie. Incluso eligió a quien contratar: Chris Lyons. Es el experto que creó para ella la dentadura para su papel de Margaret Thatcher en La dama de hierro (2011), y que ayudó a Rami Malek a convertirse en Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody (2018).