Britney Spears publicó este martes un video para tranquilizar a sus seguidores sobre su estado de salud, tras ser internada a principios de mes en un centro de salud mental debido a la profunda angustia que sufre por la grave enfermedad de su padre. Es la primera vez que Spears habla públicamente de sus problemas.

"Hola chicos", dice Britney en el video que publicó en Instagram. "Me pongo en contacto con todos ustedes que están preocupados por mí. Está todo bien, mi familia estuvo pasando por mucho estrés y ansiedad últimamente, así que necesito tiempo para lidiar con esto. Pero no se preocupen, estaré de regreso muy pronto".

La preocupación de sus fans había aumentado este lunes, después que se difundieran unas fotos de la cantante junto a su novio, el modelo Sam Ashgari, en la primera salida tras su internación. Britney salió de la clínica en un día de permiso, para pasar el domingo de Pascua. Con un sencillo vestido rojo, sin maquillaje y con el pelo desarreglado, la intérprete de "Toxic" lució un aspecto muy desmejorado.

(© 2019 Backgrid/The Grosby Group)
(© 2019 Backgrid/The Grosby Group)

El video de este martes fue acompañado por un largo texto  en el que Britney dijo que "se están diciendo muchas cosas locas" sobre su familia.

"Las cosas que se están diciendo se han salido de control", escribió. "Hay rumores, amenazas de muerte para mi familia y mi equipo", denunció.

"Estoy tratando de tomarme un momento, pero todo lo que está sucediendo me lo pone más difícil", agregó la artista. "No crean todo lo que leen y escuchan".

También aseguró que no escribió unos falsos mails que están circulando y pidió "un poco de privacidad".

(Instagram/@britneyspears)
(Instagram/@britneyspears)

"Mi situación es única, pero les prometo que estoy haciendo lo mejor en este momento. Es posible que no quieran saber esto acerca de mí, pero soy fuerte y defiendo lo que quiero. Su amor y dedicación son increíbles, pero lo que necesito ahora mismo es un poco de privacidad para lidiar con todas las cosas difíciles que la vida me está presentando. Si pudieran hacer eso, les estaré siempre agradecida. Los quiero".

Spears pasó el domingo con su novio y luego volvió al centro médico para cumplir un tratamiento de 30 días. Se internó a principios de abril para tratar sus problemas mentales, que se acentuaron desde la enfermedad de su padre Jamie.

A principios del 2019, Britney anunció una pausa indefinida en su carrera para dedicarse al cuidado de su papá. De acuerdo con fuentes cercanas a la cantante, esta situación familiar habría deteriorado el estado de ánimo de Spears, razón por la que fue internada por un mes en el centro de salud mental de Los Ángeles.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: