Gal Gadot quiere volver a ser la Mujer Maravilla pero no a cualquier costo. La actriz israelí está indignada con los casos de violaciones y abusos sexuales que durante años se silenciaron en Hollywood y no está dispuesta a ser cómplice de ninguna más.

Así que tomó una valiente decisión: no protagonizará la secuela de la superheroína de DC Comics si el productor Brett Ratner sigue ligado al proyecto. Según informó Page Six, condicionó su participación a que Warner Bros desvincule ya mismo a Ratner, acusado por media docena de mujeres  de acoso sexual.

Brett Ratner
Brett Ratner

Ratner fue identificado hace días como otros de los depredadores sexuales de Hollywood, después del productor Harvey Weinstein. Es que Olivia Munn y Natasha Henstridge son dos de las seis mujeres que han señalado de manera pública al director de "Rush Hour" (1998), "Red Dragon" (2002) o "X-Men: The Last Stand" (2006) y que también participó como productor en la serie "Prison Break" o el filme "The Revenant" (2015).

Según el relato de Natasha Henstridge, la actriz tenía 19 años y daba sus primeros pasos en el mundo de la moda cuando pasó una tarde con unos amigos en casa de Ratner, que en ese entonces era un veinteañero. Tras quedarse dormida viendo una película, Henstridge se despertó y vio que solo estaban Ratner y ella en la vivienda por lo que quiso irse, pero el director la bloqueó en la puerta, empezó a masturbarse y la obligó a practicarle sexo oral.

Por su parte, Olivia Munn aseguró que, durante su visita al set del filme "After the Sunset" (2004), el director se masturbó delante de ella en su tráiler cuando la actriz acudió para llevarle algo de comida.

Olivia Munn
Olivia Munn

Asimismo, la actriz Katharine Towne apuntó que en una fiesta, después de que Ratner hiciera evidente que quería acostarse con ella, la siguió hasta entrar con ella en un baño.

"Creo que es bastante agresivo ir al baño con alguien que no conoces y cerrar la puerta", le comentó Towne entonces.

Tras un incómodo intercambio de palabras sobre el peso de la actriz, Towne le dio su teléfono, con la esperanza de que así cesarían sus intentos, y durante los siguientes seis meses recibió llamadas del asistente de Ratner para organizar una cita que nunca tuvo lugar.

Katharine Towne (Getty Image)
Katharine Towne (Getty Image)

Por su parte, Eri Sasaki tenía 21 años cuando consiguió un trabajo como extra en "Rush Hour 2" (2001), dirigida por el cineasta. "¿No quieres ser famosa?", le preguntó después de que Sasaki se negara a ir al baño con él.

Días después, el director supuestamente la invitó otra vez a ir al baño y le ofreció una línea de diálogo en el filme, a lo que Sasaki de nuevo dijo que no.

LEA MÁS: