Condenaron a casi tres años de prisión al hombre que ingresó al Capitolio en Washington y roció a policías con un extinguidor

La defensa del joven de 23 años argumentó que el discurso incendiario de Donald Trump instó al acusado a “ser parte de la historia” y unirse a la turba que tomó el Capitolio

Seguidores del expresidente de EE.UU., Donald Trump, irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, el 6 de enero de 2020. EFE/Jim Lo Scalzo
Seguidores del expresidente de EE.UU., Donald Trump, irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, el 6 de enero de 2020. EFE/Jim Lo Scalzo

Un hombre de Maryland que se cubrió con una bandera afiliada a la extrema derecha y roció un extintor de incendios contra la policía durante el ataque mortal al Capitolio el 6 de enero fue sentenciado a casi tres años de prisión, según los registros de la corte federal.

Matthew Ryan Miller, de 23 años, se declaró culpable en febrero del delito grave de obstrucción de un procedimiento oficial, al impedir la sesión conjunta del Congreso del 6 de enero en la que se estaba certificando la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump en las elecciones presidenciales del 2020. Además, por agredir, resistir o obstaculizar a los agentes de policía.

En una audiencia el lunes, Miller fue sentenciado a dos años y nueve meses. El juez Randolph Moss también ordenó a Miller pasar dos años en libertad condicional después de su liberación y pagar 2,000 dólares en restitución.

Los fiscales federales habían pedido al juez una sentencia de cuatro años y tres meses. En busca de clemencia para su cliente, el abogado de Miller, A Eduardo Balarezo, argumentó que el acusado estaba abusando del alcohol y la marihuana y, por lo tanto, no estaba pensando con lógica el día de los disturbios en el Capitolio.

Las protestas impidieron la sesión conjunta del Congreso de EEUU en donde se estaba ratificando la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020 EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS/Archivo
Las protestas impidieron la sesión conjunta del Congreso de EEUU en donde se estaba ratificando la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020 EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS/Archivo

“Matthew es un joven que tomó una decisión terrible”, escribió Balarezo en un expediente judicial antes de la sentencia. “Reconoce que su conducta personal y su participación en el motín no nacieron de una decisión racional sino que fueron alimentadas por el abuso del alcohol y la marihuana”.

“Él acepta plenamente la responsabilidad por lo que ha hecho y no está poniendo excusas”, agregó el abogado.

Balarezo también condenó las afirmaciones de Trump de que los estafadores electorales le robaron las elecciones presidenciales de 2020 como “mentiras” que llevaron a Miller a unirse a otros partidarios de Trump en la capital de la nación el día que ocurrieron los disturbios porque pensó que “sería genial ser parte de la historia”.

Según los fiscales, Miller había viajado desde su casa en Cooksville, Maryland, y se había puesto un sombrero de vaquero negro y una camiseta de los Washington Capitals. También se ató al cuello la bandera de Maryland y la bandera de Gadsden, que muestra una serpiente sibilante sobre un fondo amarillo y es popular entre los extremistas de derecha.

Justo antes del asalto al capitolio un discurso incendiario de Donald Trump instó a una turba de sus seguidores a que impidieran que se robaran las elecciones. EFE/EPA/Michael Reynolds /ARCHIVO
Justo antes del asalto al capitolio un discurso incendiario de Donald Trump instó a una turba de sus seguidores a que impidieran que se robaran las elecciones. EFE/EPA/Michael Reynolds /ARCHIVO

Un resumen del caso respaldado por Miller dice que usó una barrera de metal como escalera para escalar un muro del Capitolio antes de instar a otros a ayudarlo a empujar contra la policía, agitando la mano y gritando: “Vamos”, así como “Uno, dos”. , tres, ¡empuja!” mientras sus compañeros gritaban: “¡Alza! ¡Ho!” y avanzó rítmicamente hacia la entrada de un túnel custodiado por oficiales.

En el túnel, Miller roció un extintor de incendios a los oficiales, escribieron los fiscales en los registros. Otro miembro de la turba, Robert Palmer, recogió ese extintor y lo roció a los oficiales, antes de arrojárselo. Palmer se declaró culpable de participar en los disturbios y recibió una sentencia de prisión de cinco años y tres meses.

Había evidencia de que Miller había estado en al menos un mitin organizado por Proud Boys, un grupo de extrema derecha clasificado por el FBI como “extremista”, que tenía miembros al frente del ataque al Capitolio. Sin embargo, los fiscales no proporcionaron ninguna evidencia ni alegaron que Miller estaba trabajando con los Proud Boys ese día, aunque señalaron que sí pertenecía a una organización que se autodenominó Patriotic American Cowboys.

Un informe bipartidista del Senado vinculó siete muertes al ataque al Capitolio. Más de 840 personas han sido acusadas de delitos federales relacionados con los disturbios del 6 de enero y casi 300 de ellas se han declarado culpables, en su mayoría de delitos menores. Alrededor de 160 de ellos habían sido sentenciados al ingresar este mes.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR