Joe Biden pidió al Congreso que incluya la igualdad de género en la Constitución

La “Enmienda para la Igualdad de Derechos” es un reclamo de los grupos feministas desde hace un siglo. Establece que la igualdad de derechos ante la ley no puede ser negada ni restringida por motivos de sexo

Nancy Pelosi  junto a Jerry Nadler, Veronica Escobar, Carolyn Maloney,  Jackie Speier, Brenda Lawrence y Lois Frankel participan de una conferencia de prensa por la aprobación de la Enmienda por la Igualdad de Derechos (REUTERS/Jonathan Ernst)
Nancy Pelosi junto a Jerry Nadler, Veronica Escobar, Carolyn Maloney, Jackie Speier, Brenda Lawrence y Lois Frankel participan de una conferencia de prensa por la aprobación de la Enmienda por la Igualdad de Derechos (REUTERS/Jonathan Ernst)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, urgió este jueves al Congreso a incluir la igualdad de género dentro de la Constitución con su aval a una enmienda por la que grupos feministas llevan luchando desde hace casi un siglo.

En un comunicado, Biden pidió al Congreso que actúe “inmediatamente” para respaldar la Enmienda para la Igualdad de Derechos, conocida por su acrónimo en inglés ERA (Equal Rights Amendment) y que fue presentada por primera vez en 1923.

El Congreso aprobó esa enmienda en 1972, pero para que se incluya en la Constitución necesitaba ser ratificada por al menos 38 estados antes de 1979, aunque luego la fecha límite se extendió hasta 1982.

Esa ratificación desembocó en una guerra entre el movimiento feminista y la organización de la activista conservadora Phyllis Schlafly, aupada por el rechazo que provocó en 1973 la legalización del aborto por el Tribunal Supremo.

La legisladora Jackie Speier en una reunión a favor de la Enmienda por la Igualdad de Derechos, en el Capitolio (REUTERS/Jonathan Ernst)
La legisladora Jackie Speier en una reunión a favor de la Enmienda por la Igualdad de Derechos, en el Capitolio (REUTERS/Jonathan Ernst)

Schlafly ganó esa batalla y la “ERA” se quedó fuera de la Constitución porque no se pudo llegar a los 38 estados necesarios.

Sin embargo, aunque técnicamente ya había quedado descartada, con la explosión del movimiento “Me Too”, varios estados comenzaron a ratificar la enmienda y, en enero de 2020, la sureña Virginia se convirtió en el estado número 38 en hacerlo.

Entonces, el Gobierno de Donald Trump (2017-2021) impidió que la enmienda entrara en vigor con el argumento de que la fecha límite de 1982 ya había pasado y las ratificaciones de los últimos estados no tenían validez.

Pero ayer miércoles, el Gobierno de Biden emitió a través del Departamento de Justicia un memorándum en el que cuestiona ese bloqueo de Trump y considera que la orden del ex mandatario no impide que el Congreso avale ahora la enmienda para que entre en vigor.

Una manifestante con una pancarta a favor de la Enmienda por la Igualdad de Derechos (REUTERS/Joshua Roberts/)
Una manifestante con una pancarta a favor de la Enmienda por la Igualdad de Derechos (REUTERS/Joshua Roberts/)

Tras conocer el memorándum, dos legisladoras demócratas con un largo historial en la lucha feminista, Carolyn Maloney y Jackie Speier, presentaron este jueves una resolución que establece que ya se han cumplido con todos los requisitos legales para que entre en vigor la enmienda.

Si el Congreso aprueba la resolución, como pide Biden, la “ERA” podría ser añadida a la Constitución.

Es muy posible que la resolución sea aprobada en la Cámara Baja, donde los demócratas tienen mayoría; pero, los republicanos podrían bloquearla en el Senado porque, en esa cámara, necesitaría una mayoría calificada de 60 votos y los demócratas tienen solo 50 escaños.

La “ERA” se ha convertido en un símbolo de la lucha feminista en Estados Unidos. En su primera sección establece que “la igualdad de derechos ante la ley no puede ser negada ni restringida por los Estados Unidos o por ningún estado por motivos de sexo”.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR