Las 13 reglas de oro de Colin Powell sobre el liderazgo

El general norteamericano murió a los 84 años tras luchar contra el cáncer y el coronavirus. Pero su vida estuvo marcada por la gloria en las fuerzas armadas y su paso por la Secretaría de Estado

El ex secretario de Estado de Estados Unidos y veterano de Vietnam, Colin Powell, en el Memorial de Vietnam durante las ceremonias del Día de los Veteranos en Washington. 11 de noviembre de 2007. El general murió este lunes 18 de octubre a los 84 años (Reuters)
El ex secretario de Estado de Estados Unidos y veterano de Vietnam, Colin Powell, en el Memorial de Vietnam durante las ceremonias del Día de los Veteranos en Washington. 11 de noviembre de 2007. El general murió este lunes 18 de octubre a los 84 años (Reuters)

Colin Powell no fue un general más en la historia militar de los Estados Unidos. Fue, además, el primer afroamericano en ser nombrado Secretario de Estado, una de las responsabilidades más importantes dentro de la estructura de la Casa Blanca. Como soldado participó de la Guerra de Vietnam, de la Invasión a Panamá y de la Guerra del Golfo. Pero durante años, su figura se destacaba por su sabiduría y su templanza a la hora de aconsejar o dar sus puntos de vista a sus superiores.

Desde consejero de Ronald Reagan hasta el hombre encargado de llevar la política internacional norteamericana adelante, Powell fue parte de la vida pública y política del país y mereció el respeto de todos, republicanos y demócratas. Tanto fue así que en los últimos años se opuso al presidente Donald Trump e hizo campaña consecutivamente por Hillary Clinton, primero, y Joe Biden, después. Esa devoción por los valores democráticos por sobre cualquier especulación personal fue lo que le valió las grandes crónicas y palabras de homenaje que le dedicara este lunes todo el espectro político de los Estados Unidos.

Colin Powell tenía 84 años cuando su corazón dijo basta. Batalló en silencio durante años contra un cáncer destructivo -mieloma múltiple- que atacó su sistema inmunológico de manera impiadosa, lo que le impidió estar a resguardo contra el COVID-19 pese a estar vacunado contra esta enfermedad.

Fue el renombrado periodista norteamericano Bob Woodward quien lo describió enteramente en su libro Los Comandantes, publicado en 1992. Eran tiempos en que Powell terminaba exitoso la incursión que liberó Kuwait de las garras de Sadam Husein, tras la invasión iraquí. En sus páginas, Woodward enumera lo que son “Las normas de Colin Powell”, aquellas con que se manejó como un soldado durante sus años de servicio en el Colegio de Comando y Estado Mayor General del Ejército de los Estados Unidos o en la Universidad George Washington.

Pero en rigor, las 13 reglas o normas de Colin Powell fueron sacadas a la luz en la revista Parade, en agosto de 1989. cuando el general cuatro estrellas era asesor en Seguridad de Reagan. El propio protagonista las enumeró en su autobiografía de 2012: Funcionó para mí: en la vida y el liderazgo. Pero para Woodward, esas 13 reglas en verdad eran 15, ya que las últimas dos no estaban escritas en su vida. El Premio Pulitzer decidió agregárselas en su libro.

1 - No es tan malo como tú piensas. Mañana te parecerá mejor.

2 - Enfádate; luego, supéralo.

3 - Evita que tu ego esté muy cerca de la posición que defiendes, pues, si cae tu posición, puede arrastrar a tu ego.

4 - ¡Puede hacerse!

5 - Ten cuidado con lo que deseas. Podrías obtenerlo.

6 - No dejes que hechos adversos se interpongan en el camino de una buena decisión.

7 - No puedes elegir por otro; no permitas que otro lo haga por ti.

8 - Controla los pequeños detalles.

9 - Comparte los logros.

10 - Guarda la calma. Sé amable.

11 - Ten una visión. Sé exigente.

12 - No te dejes aconsejar por tus miedos ni por los negativos.

13 - El optimismo perpetuo es un multiplicador de fuerzas

Bonus track de Woodward:

14 - A veces, ser responsable significa enojarse con alguien.

15 - Nunca sabrás lo que eres capaz de conseguir si no lo intentas.

Estas dos últimas normas de Powell fueron incluidas por el autor de Los Comandantes. “A la izquierda de la lista figuraba un aforismo que no estaba destinado al consumo público y que Powell había escrito en un trozo de papel: ‘A veces, ser responsable significa enojarse con alguien’”, escribió el periodista. Y siguió: “Había otro axioma al que trataba de acordar su vida, especialmente su vida profesional. Ocasionalmente se refería a él, pero no lo tenía escrito; no necesitaba recordárselo: ‘No sabrás lo que eres capaz de conseguir si no lo intentas’”.

Los Comandantes, de Bob Woodward. Allí se enumeran las reglas de oro de Colin Powell (Infobae)
Los Comandantes, de Bob Woodward. Allí se enumeran las reglas de oro de Colin Powell (Infobae)

La muerte de Powell

Powell murió por complicaciones de COVID-19 a pesar de estar “totalmente vacunado”, dijo su familia en un comunicado. Sin embargo, su sistema inmunológico ya estaba comprometido a causa de un mieloma múltiple contra el que luchaba desde hacía años. Peggy Cifrino, asistente del ex secretario de Estado durante muchos años, aclaró que había sido tratado con éxito de un cáncer de los glóbulos blancos de la médula ósea, especificó el diario The New York Times.

El comunicado de la familia no proporcionó más detalles sobre las complicaciones o las condiciones de salud subyacentes. Se dice que Powell fue tratado en el Centro Médico Nacional Walter Reed. El comunicado no detallaba más sobre su salud o su historia clínica. El general retirado y ex funcionario de la administración George W. Bush tenía 84 años.

General Colin Powell como general del Ejército de los Estados Unidos, en una foto de archivo sin fecha (Reuters)
General Colin Powell como general del Ejército de los Estados Unidos, en una foto de archivo sin fecha (Reuters)

Powell nació en Harlem (Nueva York) en 1937, hijo de inmigrantes de Jamaica. Estudió geología (1958) y luego realizó en MBA en la Universidad George Washington (1971). En el medio, fue desplegado dos veces a Vietnam.

Tras conocer la noticia, George W. Bush dijo que él y la ex primera dama Laura Bush estaban “profundamente entristecidos” por la muerte de Powell. “Fue un gran servidor público” y “ampliamente respetado en casa y en el extranjero”, dijo Bush. “Y lo más importante, Colin era un hombre de familia y un amigo. Laura y yo enviamos a Alma y a sus hijos nuestro más sincero pésame al recordar la vida de un gran hombre”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR