El Zoológico de San Diego aplicó una vacuna experimental contra el COVID-19 a un grupo de simios en peligro de extinción

Cuatro orangutanes y cinco bonobos fueron inoculados. Las autoridades explicaron que son animales más propensos a contraer la enfermedad

La orangutan Karen fue vacunada contra el COVID-19. Foto: Reuters
La orangutan Karen fue vacunada contra el COVID-19. Foto: Reuters

La Alianza para la Vida Salvaje del zoológico de San Diego, la organización no gubernamental que controla el centro ubicado en California, informó el jueves que aplicó una vacuna experimental contra el COVID-19 a cuatro orangutanes y cinco bonobos. Al momento del anuncio, los animales ya han sido inoculados con las dos dosis correspondientes. Se han convertido así en los primeros primates en ser inmunizados contra la enfermedad.

“En toda mi carrera, es la primera vez que tengo acceso a una vacuna experimental tan pronto en el proceso. Y es también la primera vez que tengo un gran deseo de utilizar una”, explicaba a la prensa Nadine Lamberski, jefa de conservación y oficial de salud de vida salvaje de la Alianza para la Vida Salvaje.

El laboratorio farmacéutico veterinario Zoetis envió 27 dosis de la vacuna experimental al zoológico de San Diego el mes pasado. Las autoridades del zoológico decidieron usar las vacunas en simios, pese a que no habían sido probadas en estos animales aún. Según explicaron, estas especies son más vulnerables que otras ante el COVID 19 y por ende valía la pena correr el riesgo.

Uno de los orangutanes que fueron vacunados contra el COVID-19 en el zoológico de San Diego. Foto: Reuters
Uno de los orangutanes que fueron vacunados contra el COVID-19 en el zoológico de San Diego. Foto: Reuters

“Tiene sentido la decisión. Estos son animales increíblemente apreciados, y el número de grandes simios en cautiverio es extremadamente reducido,” decía defendiendo la decisión Pascal Gagneux, zoólogo de la universidad de California en San Diego.

Según el zoológico, que no especificó la fecha exacta de las inoculaciones, los animales han respondido satisfactoriamente a la vacuna. La publicación National Geographic confirmó que entre los animales que recibieron la vacuna se encuentra un orangután conocido como Karen, quien en 1994 fue noticia titular en el mundo por ser la primera criatura de su especie en recibir una cirugía a corazón abierto.

Según el laboratorio Zoetis, la vacuna es segura en otro tipo de animales como perros y gatos. La investigación para desarrollar el inoculante comenzó en marzo de 2020, cuando en Hong Kong se determinó que un perro había contraído el virus. La vacuna es similar a la que desarrolló para humanos el laboratorio Novavax, que utiliza picos de proteína simulados para generar una respuesta inmunológica en el organismo.

Desde el comienzo de la pandemia ha sido una preocupación lo que el virus podría llegar a hacer con especies en peligro de extinción. Varios simios del zoológico de San Diego contrajeron la cepa californiana del coronavirus a comienzos de año. Concretamente, fueron ocho gorilas, y se determinó que se habían contagiado de un cuidador asintomático, que en todo momento había utilizado máscara tapa bocas mientras interactuaba con los animales. Si bien presentaron síntomas, como falta de energía y tos, todos los animales se recuperaron del virus.

Y no fueron un caso aislado. En el mes de abril de 2020, el zoológico del Bronx, en Nueva York, confirmó que cuatro tigres y tres leones tenían el virus. En la misma ciudad de Nueva York, a comienzos de la pandemia, se confirmó que dos gatos domésticos estaban contagiados. Del otro lado del planeta, en Pakistán, las autoridades sospechan que dos tigres blancos fallecieron por haber contraído el virus. Dinamarca, por su lado, fue noticia mundial cuando las autoridades decidieron matar 15 millones de visones por miedo a una mutación del virus.

Zoetis espera tener su vacuna veterinaria aprobada para junio de este año, para así empezar a distribuirla por todo el mundo.

SEGUIR LEYENDO: