Estados Unidos “examina más opciones” para responder a las “prácticas irresponsables y nocivas” del régimen chino

Washington recordó las detenciones ordenadas por Beijing a más de 50 personas la semana pasada en Hong Kong y advirtió que la democracia en la ex colonia británica está en estado terminal

Mike Pompeo, secretario de estado de EEUU. Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS/File Photo
Mike Pompeo, secretario de estado de EEUU. Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS/File Photo

Luego de que este domingo el Gobierno de EEUU anunció la retirada de las restricciones impuestas desde hace décadas en las relaciones entre sus funcionarios y los de Taiwán, Washington anunció que examina más opciones para responder a las “prácticas irresponsables y nocivas” de Beijing.

“En mayo de 2020, la administración de Trump previó y declaró la muerte de la libertad y de la sociedad abierta de Hong Kong a manos del Partido Comunista de China (PCC). Los arrestos políticos a más de 50 personas la semana pasada, entre ellos a diputados electos, por ejercer su derecho a hacer política, es el último de muchos sucesos que van llevando a la muerte de la democracia en Hong Kong”, dijo un comunicado publicado el domingo por el Departamento de Estado de EEUU.

La semanada, más de 1.000 policías detuvieron a 53 personas -entre ellas un ciudadano estadounidense- en redadas desarrolladas en la madrugada del miércoles pasado bajo acusaciones de “subversión”, un nuevo crimen de seguridad nacional que puede resultar en una condena a cadena perpetua.

La medida fue el más reciente movimiento de China en su batalla por aplastar la disidencia en la ciudad semiautónoma luego de que millones de personas salieran a las calles en 2019 para protagonizar enormes y a veces violentas protestas por la democracia.

Estados Unidos fue el primer país de importancia en el mundo con el coraje y la convicción de entender la verdadera naturaleza del PCC. Mientras que China ignoraba sus obligaciones en el marco de la Declaración Conjunta Sino-Británica, hizo lo mismo con el Reglamento Sanitario Internacional”, dijo la Casa Blanca en otra parte del comunicado.

Represión en Hong Kong. (Photo by ISAAC LAWRENCE / AFP)
Represión en Hong Kong. (Photo by ISAAC LAWRENCE / AFP)

Las naciones occidentales acusan a Beijing de usar la represión para eliminar libertades que fueron prometidas bajo el acuerdo de “Un país, Dos sistemas” que permitió la devolución del otrora enclave británico a China.

Estados Unidos ya ha sancionado a varios funcionarios chinos y de Hong Kong, incluyendo a la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam. El secretario de Estado Mike Pompeo dijo esta semana que el gobierno saliente de Estados Unidos puede considerar nuevas sanciones a la luz de los recientes arrestos.

Sobre las detenciones de la semana pasada, la investigadora sobre China de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch Maya Wang afirmó que “el Gobierno chino ha decidido celebrar 2021 con las detenciones de más de 50 destacados activistas prodemocráticos en Hong Kong, borrando así los restos de apariencia democrática que quedaban en la ciudad”.“Una vez más, Beijing no aprende de sus errores en Hong Kong: la represión genera resistencia, y millones de hongkoneses continuarán con su lucha por su derecho al voto y a presentarse como candidatos a un gobierno elegido democráticamente”, apuntó.

Desde la entrada en vigor de la controvertida ley de seguridad -diseñada e impuesta por Beijing- se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: