A seis días de la elección general en Estados Unidos, los habitantes de Florida salieron a votar en masa

El estado del sureste reportó números récord de votos anticipados, tanto en persona como a través del correo. Y el pronóstico sigue siendo incierto

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
Una larga fila de votantes fue registrada este martes al esperar su turno para sufragar en las elecciones presidenciales estadounidenses, en St. Petersburg, Florida (EFE/Peter Foley)
Una larga fila de votantes fue registrada este martes al esperar su turno para sufragar en las elecciones presidenciales estadounidenses, en St. Petersburg, Florida (EFE/Peter Foley)

Todavía se reciben boletas por correo y los centros de votación anticipada estarán abiertos hasta el domingo 1 de noviembre en el sur de la Florida. Luego, la última oportunidad para votar será el mismo día de la elección, el martes 3 de noviembre. Tradicionalmente, el último fin de semana de votación anticipada es el que mayor cantidad de gente convoca y nada indica que este año debería ser la excepción. Pero inclusive si eso no ocurriera, con la cantidad de gente que ya votó al día de hoy en Florida, ya se superaron las cifras de votación de 2016.

Cuatro años atrás se había batido el récord previo en votación anticipada en Florida, con 6,6 millones de residentes de este estado votando antes de la fecha de elección. Con cinco días aún para que la gente haga uso del beneficio de la votación anticipada, en este 2020 ya se han acercado a las urnas 6,8 millones de floridanos, según el reporte oficial del departamento de elecciones de la Florida entregado en la noche del martes 27 de octubre. Hasta el momento el 45% de los electores registrados en el estado ya han votado. Cuando se desglosa por partido, el 51 por ciento de los demócratas registrados ya expresó su opinión en las urnas contra el 46% de los republicanos y un 34 por ciento de los registrados como votantes independientes.

Una hombre sostiene una pancarta de "Latinos for Trump" este martes 27 de octubre, durante el mitin de Ivanka Trump, hija y asesora del presidente y candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos en Miami, Florida (EFE/Giorgio Viera)
Una hombre sostiene una pancarta de "Latinos for Trump" este martes 27 de octubre, durante el mitin de Ivanka Trump, hija y asesora del presidente y candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos en Miami, Florida (EFE/Giorgio Viera)

Pero si bien el interés de los votantes superó toda expectativa, comienzan a verse algunas particularidades en esta elección.

Los demócratas de Miami-Dade están menos motivados de lo que se esperaba

Miami-Dade es lo que en Estados Unidos se denomina un condado azul. La tendencia de votación en esta región es claramente demócrata, sobre todo cuando se trata de elecciones nacionales. Las encuestas dejan poco lugar a duda de que Joe Biden se alzará con la mayor parte de los votos en el condado más grande del estado.

Pero cuando un 46 por ciento del total de votantes registrados en Miami-Dade ya participó de la elección, a diferencia de lo que ocurre en el estado en general, una mayoría republicana ha votado. 52% de los registrados republicanos ya han votado en Miami-Dade contra un 47 por ciento demócrata y un 37% de registrados independientes.

Partidarios de Joe Biden y Kamala Harris en Florida (PAUL HENNESSY / ZUMA PRESS)
Partidarios de Joe Biden y Kamala Harris en Florida (PAUL HENNESSY / ZUMA PRESS)

Esto no quiere decir que no haya más votos demócratas que republicanos, ya que son más los registrados para el partido de Biden en Miami-Dade, pero algunos lo interpretan como un indicativo de que el interés que Biden genera como candidato en esta región podría ser menor que el que generaba Hillary Clinton en 2016. Sacar un margen de ventaja considerable en Miami-Dade allana el camino para cualquier demócrata que quiera quedarse con la Florida. El resto del estado se presume que es más conservador.

Todos los votos cuentan, especialmente los de los militares

Las encuestas indican que en Florida hay un empate virtual entre los candidatos. Los números fluctúan a diario. Ayer, la ventaja era de un 1,6 por ciento para Biden. Hoy, se presume que Donald Trump tiene un favoritismo del 0,4% en este estado. Todo según los datos diarios del promedio de encuestas del sitio especializado Real Clear Politics. La realidad es que esas mínimas variaciones, siempre por dentro del margen de error, indican que lo único cierto es que en Florida todo puede ocurrir.

Por eso cada voto cuenta. Cada segmento de la población está siendo contactado por diversos medios por ambas campañas: latinos, personas de la tercera edad, jóvenes estudiantes, mujeres en los suburbios, etcétera. Pero para algunos la clave puede estar en los militares.

El gobernador de Florida,Ron DeSantis (Al Diaz/REUTERS)
El gobernador de Florida,Ron DeSantis (Al Diaz/REUTERS)

Si la elección de 2016 sirve como precedente, en aquella ocasión uno de cada cinco votos efectuados por correo por militares activos fue para el estado de la Florida, convirtiéndose en el estado que más votos militares recibió.

En 2020, con el auge en el interés por votar, los militares también están expresando su opinión de manera récord. Para mediados de octubre, el correo postal reportó 48 mil votos anticipados de bases militares. Para la misma fecha en 2016, 33 mil lo habían hecho.

Seguir leyendo:

Más de 70 millones de personas ya votaron y superaron el 50% de los sufragios emitidos en 2016

La campaña presidencial de Donald Trump denunció un ciberataque a su página web