Los pedidos semanales de subsidio por desempleo en EEUU bajaron a 860.000, un descenso menor al esperado

La recuperación del mercado laboral continúa a un ritmo más lento que el proyectado por los analistas

Un trabajador mira hacia el interior del Centro de Empleo Comunitario de Pasadena, en California (AP Foto/Damian Dovarganes)
Un trabajador mira hacia el interior del Centro de Empleo Comunitario de Pasadena, en California (AP Foto/Damian Dovarganes)

El número de personas que pidió ayudas estatales por desempleo en Estados Unidos se situó en 860.000 la semana pasada, según reportó este jueves el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que las peticiones se situaran en 850.000, pero el descenso fue menor al anticipado, una señal de lenta recuperación económica.

Sin embargo, la tasa de desempleo entre la población elegible para los subsidios cayó 0,7 puntos porcentuales a 8,6%, y el número de personas que reclamó a través de un programa especial destinado a aquellos que normalmente no tendrían derecho a subsidio disminuyó en más de 200.000 en la semana que terminó el 12 de septiembre.

(AP)
(AP)

La media móvil de nuevas solicitudes de las cuatro últimas semanas, que se considera una indicación más fiable de las tendencias en el mercado laboral ya que reduce los picos de volatilidad, cayó a 912.000.

En tanto, la cifra de la semana anterior, que era de 884.000, fue revisada al alza, con lo que pasó a ser 893.000.

El desempleo, que alcanzó en febrero su mínimo histórico en 50 años (3,5%), subirá este año hasta el 7,6%, un dato bastante mejor del 9,3% estimado en junio, cuando la economía se recuperaba poco a poco de la parálisis provocada por la pandemia de covid-19.

Las cifras de agosto fueron mejores de lo previsto con una tasa de desempleo que descendió hasta el 8,4% frente al 14,7% de abril. No obstante alcanzar el pleno empleo, uno de los objetivos de la Fed, “tomará tiempo”, advirtió el miércoles Jerome Powell, titular del organismo.

Según informó, la recesión de la economía estadounidense será menos brutal de lo previsto en 2020, pero el repunte también sera menos fuerte en los próximos años y es “altamente incierta”.

Además la actividad permanece en términos generales muy por debajo de los niveles previos a la pandemia de covid-19, agregó. “Requerirá tiempo [volver] al crecimiento económico”, comentó en una conferencia de prensa.

El banco central estadounidense estima que la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense será del 3,7%, contra la caída de 6,5% estimada en junio. Pero el repunte será menos fuerte: 4% en 2021 contra un 5% previsto anteriormente, y del 3% en 2022 en lugar del 3,5%.

(Con información de AFP y Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR