Incidentes cerca de la Casa Blanca tras la nominación de Donald Trump: el senador Rand Paul dijo que fue atacado por “una turba furiosa”

El legislador y su esposa Kelley, rodeados por policías, quedaron atrapados en una protesta. En medio del griterío, alguien rompió el cerco de protección. Ocurrió tras el cierre de la Convención Republicana que impulsó la reelección del actual presidente

Un grupo de personas hostigó al senador Rand Paul cerca de la Casa Blanca


El senador estadounidense Rand Paul dijo este viernes que fue atacado por lo que describió como una “turba furiosa” de más de 100 personas cerca de la Casa Blanca. El incidente se produjo luego de que él y su esposa asistieran al acto de nominación del presidente Donald Trump por la Convención Nacional Republicana.

“Acabo de ser atacado por una turba furiosa de más de 100 personas, a una cuadra de la Casa Blanca. Gracias al Departamento de Policía de (Washington) DC por salvar literalmente nuestras vidas de una turba enloquecida”, escribió el senador en su cuenta de Twitter.

Manifestantes hostigan al senador Rand Paul (R-KY) durante una protesta en Washington, EE.UU. el 27 de agosto de 2020 (REUTERS/Leah Millis)
Manifestantes hostigan al senador Rand Paul (R-KY) durante una protesta en Washington, EE.UU. el 27 de agosto de 2020 (REUTERS/Leah Millis)

Varios videos que circulan en las redes sociales muestran al senador y a su esposa Kelley caminando por la calle, mientras la multitud se reunía cerca de ellos gritando y empujando a la policía que intentaba proteger a la pareja. Se podía oír a la policía pidiendo a los manifestantes que “retrocedieran” mientras escoltaban al senador a su hotel.

Cientos de personas se habían reunido frente a la Casa Blanca el jueves por la noche para protestar contra Trump, en un intento de opacar la ceremonia de aceptación de la nominación del Partido Republicano para las elecciones presidenciales del 2020. Los asistentes al acto, que se celebró en la residencia presidencial, contaron que pudieron escuchar a los manifestantes tocando las bocinas mientras el mandatario hablaba.

Paul y su esposa Kelley, en medio de los manifestantes (REUTERS/Leah Millis)
Paul y su esposa Kelley, en medio de los manifestantes (REUTERS/Leah Millis)

“Lo que le pasó a Rand & Kelley esta noche (y a muchos otros que salieron de la Convención Nacional Republicana) estuvo mal”, tuiteó el senador republicano Ted Cruz. “La policía que los protegió fue heroica, pero esto tiene que parar. Esto está muy cerca de escalar a una violencia seria”.

Desde el jardín sur de la Casa Blanca y ante unas 1.000 personas, Trump dijo que Joe Biden, su rival demócrata, es “débil” y que su eventual presidencia amenazaría la economía, la seguridad, su “modus vivendi” y hasta lo más sagrado: el sueño americano.

El senador dijo que debió ser rescatado por la Policía (REUTERS/Leah Millis)
El senador dijo que debió ser rescatado por la Policía (REUTERS/Leah Millis)

Estas son las elecciones más importantes de la historia de este país (...). Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino”, dijo el presidente, quien aseguró que Biden llevará a la Casa Blanca un “movimiento represor”.

Antes de que Trump hablara, hubo un breve enfrentamiento entre los oficiales y los manifestantes, que gritaron consignas contra la policía. “Liberen al pueblo, luchen contra el poder”, coreaban. Las personas que protestaban instalaron una pequeña guillotina, con la bandera del Distrito de Columbia como la hoja. El Parque Lafayette, un lugar tradicional de protestas frente a la Casa Blanca, fue sellado y se cerraron algunas calles.

Los manifestantes protestaban contra la Convención Republicana que nominó a Donald Trump a la presidencia (REUTERS/Leah Millis)
Los manifestantes protestaban contra la Convención Republicana que nominó a Donald Trump a la presidencia (REUTERS/Leah Millis)

La Policía reportó que después de la Convención se produjeron algunas escaramuzas con manifestantes que gritaban y lanzaban botellas de agua a los agentes en la histórica iglesia de St. John’s, cerca de la Black Lives Matter Plaza. De hecho, hubo algunos arrestos.

De todos modos, la manifestación fue significativamente más pequeña que las protestas que sacudieron la capital de la nación la primavera pasada, después de que George Floyd muriera a manos de la policía en Minneapolis. Se esperaba que la familia de Floyd y las familias de otros afroamericanos que fueron víctimas de la violencia policial participaran este viernes en una conmemoración de la Marcha de 1963 en Washington, que está siendo dirigida por el reverendo Al Sharpton y Martin Luther King III.

El senador Rand Paul describió a los manifestantes como una "turba furiosa" (REUTERS/Leah Millis)
El senador Rand Paul describió a los manifestantes como una "turba furiosa" (REUTERS/Leah Millis)

Con información de Reuters y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: