Mike Pence dijo en la Convención Republicana que EEUU está “en camino a tener la primera vacuna efectiva contra el coronavirus en el mundo para finales de año”

En la tercera noche del evento se habló todo el tiempo de Donald Trump, aunque por primera vez no se lo vio. La figura central fue el vicepresidente

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
Mike Pence (REUTERS/Jonathan Ernst)
Mike Pence (REUTERS/Jonathan Ernst)

La Convención Nacional Republicana le dio descanso presencial por un día a Donald Trump. El presidente y candidato a la reelección fue citado permanentemente, pero no hizo apariciones en la jornada previa al cierre, previsto para este jueves, cuando aceptará formalmente la nominación y hará su discurso principal. Mientras tanto, cedió el protagonismo a Mike Pence, en una noche que tuvo como tema eje a los héroes.

La primera oradora fue Kristi Noem, gobernadora de Dakota del Sur, quien argumentó en torno a la idea de que Estados Unidos fue fundado sobre las bases de las libertades y las oportunidades, haciendo especial hincapié en el derecho a portar armas y en la igualdad sin importar el color –citando a Martin Luther King-. Según esta joven gobernadora, Joe Biden representa la opción de una elite gobernante que “descree en los principios que hicieron grande a esta nación”.

Como ya es costumbre, después del primer discurso llegó la alocución de un ciudadano de a pie, Scott Dane, un trabajador que aseguró que la última vez que Biden estuvo en la Casa Blanca (en referencia a sus años como vicepresidente) no había oportunidades de trabajo en el interior del país.

Kristi Noem (REUTERS)
Kristi Noem (REUTERS)

El congresista Dan Creshaw y la senadora Marsha Blackburn hablaron de los héroes en el país: desde trabajadores hasta soldados, haciendo especial foco en los policías. La idea fue apoyada por el testimonio del general retirado Keith Kellog, cuya familia entera perteneció al ejército, y quien alabó la estrategia de seguridad militar del presidente Trump. “La elección es clara. Esta es la elección más importante de nuestras vidas. No esperemos a mirar para atrás y lamentarnos de haber perdido a un presidente que nos mantuvo seguros y que trabajó por la gente”, decía este veterano.

El aborto volvió a ser tema central con el testimonio de Tara Myers (y con menciones en varios discursos posteriores), la madre de un joven con síndrome de down a quien el médico le recomendó interrumpir su embarazo y que, desde entonces, se convirtió en una activista por el acceso a la educación especial.

Karen Pence, segunda dama del país, fue la encargada de hablar acerca del voto femenino, que cumple 100 años en los Estados Unidos, y todas las heroínas de la nación. En su discurso destacó la labor de las esposas de los militares, que cambian constantemente de lugar de residencia manteniendo sus familias unidas.

Karen Pence (REUTERS)
Karen Pence (REUTERS)

Siguiendo con la temática de las mujeres heroínas, llegó el turno de Kellyanne Conway (directora de la campaña de Trump en 2016 que hizo historia por ser la primera mujer en manejar una campaña presidencial). “Los héroes de todos los días tienen un campeón en el presidente Trump. La maestra, la enfermera que trabaja doble turno, la dueña de un negocio que se levanta a diario a luchar, la madre soltera que lo hace todo. El Presidente les ha dado a todas ellas la posibilidad de vivir con dignidad, oportunidades y recursos”, decía Conway, quien acaba de renunciar a su puesto de asesora del mandatario alegando problemas familiares.

Michael McHale, el líder del sindicato de policía a nivel nacional, también fue de la partida. Lo particular de esta aparición es que tradicionalmente este sindicato había estado ligado al partido demócrata y en el pasado apoyaron la formula Obama-Biden.

Un ex prisionero político del régimen comunista chino, Chen Guangehen, asilado en Estados Unidos, habló también en esta convención. Con dificultades para expresarse en inglés hizo un pedido muy concreto. “Los Estados Unidos deben liderar una coalición de países democráticos para ponerle un freno al régimen chino”, afirmaba este hombre ciego a consecuencia de las torturas recibidas.

La única persona de la familia Trump en hablar esta noche fue su nuera Lara. “Cualquier noción preconcebida que tenía de esta familia desapareció. Eran trabajadores, familieros, eran como mi propia familia (…) Esta no es una elección entre demócratas y republicanos. Es una elección en la que vamos a decidir si América continúa siendo América o si giramos hacia el socialismo”, decía la madre de dos de los nietos de Trump, quien además destacó la gran cantidad de mujeres que componen la administración de su suegro. “Nuestra nación nunca va a ser perfecta hasta que todos tengamos igualdad de oportunidades, especialmente para las mujeres”, agregaba.

Mike Pence (REUTERS/Jonathan Ernst)
Mike Pence (REUTERS/Jonathan Ernst)

Con un video de presentación que repasaba su vida se presentó el vicepresidente Mike Pence en el fuerte McHenry, en Baltimore, a donde llegó acompañado por su esposa. El largo discurso comenzó por un recordatorio de la historia del lugar y los principios de libertad de quienes fundaron el país. “Joe Biden dijo hace una semana que vivimos en una temporada de oscuridad. Pero, como dijo el Presidente, donde Joe Biden ve oscuridad, nosotros vemos la grandeza americana. Necesitamos un Presidente que vea la grandeza de este país y defienda sus principios”, decía Pence, para luego enviar un mensaje de apoyo a quienes esta noche están esperando que la tormenta Laura toque tierra. Acto seguido, aceptó oficialmente la nominación del partido como compañero de fórmula nuevamente de Donald Trump.

El actual vicepresidente agradeció a su familia, destacando lo que cada uno de ellos hace por este país. Su esposa, sus hijos y hasta su madre se encontraban en la audiencia, aplaudiéndolo.

“Esta nación es la que más ha aportado al mundo, que merece generar agradecimiento, no crítica. Si quieren un Presidente que se mantenga callado cuando nos insultan, entonces Trump no es su hombre”, afirmaba.

El discurso prosiguió con un listado de logros de la administración, destacando temas económicos. “Llegamos a tener el índice de desempleo femenino más bajo en 65 años. En nuestros tres primeros años tuvimos la economía más próspera en la historia. Hicimos a América grande nuevamente. Pero llegó el coronavirus desde China”, reflexionaba Pence, quien continuó destacando la respuesta de su administración a la pandemia para culminar sorprendiendo con un anuncio.

“Estamos desarrollando un enorme número de tratamientos terapéuticos, incluida la donación de plasma que ha generado tantos beneficios. La semana pasada Joe Biden dijo que no hay un milagro en camino. Lo que Biden no entiende es que Estados Unidos es una nación de milagros. Y me enorgullece reportar que estamos en camino a tener la primera vacuna efectiva del mundo contra el coronavirus para finales de este año”, aseguró afirmando también que las escuelas volverán a abrir.

Las palabras del vicepresidente continuaron por varios minutos más, criticando duramente al movimiento progresista dentro del partido demócrata y realizó un largo paralelismo entre las ideas de la izquierda –que según él representa Biden- y las de los seguidores de Trump. “El presidente Trump nos ofrece el camino de libertades y oportunidades. Joe Biden el camino del socialismo. Pero no se lo permitiremos”.

Este jueves será la última noche de la Convención y escucharemos el discurso del Presidente.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Mike Pence, Melania Trump y dos de los hijos del presidente fueron las figuras centrales de la segunda noche de la Convención Republicana

Melania Trump: “La administración de mi esposo no dejará de luchar hasta que haya un tratamiento de coronavirus para todos”

MAS NOTICIAS