Médicos y enfermeras reportan que en EEUU se agota el material de protección personal

Oficiales han pedido a la Casa Blanca que la manufactura del EPP se acelere para cumplir con la demanda

Estos últimos días los enfermeros han tenido que re utilizar sus mascarillas N95 por semanas (Foto: REUTERS/Maxim Shemetov)
Estos últimos días los enfermeros han tenido que re utilizar sus mascarillas N95 por semanas (Foto: REUTERS/Maxim Shemetov)

En marzo, cuando los primeros casos de coronavirus se presentaron en Estados Unidos, muchos trabajadores de la salud pensaron que el gobierno federal intercedería y les daría el equipo de protección necesario. Sin embargo, este no fue el caso y los suministros de este material se agotaron. Ahora, a poco más de cuatro meses, la historia se está repitiendo y los suministros están haciendo falta una vez más.

De acuerdo con el diario Washington Post, en estos últimos días los enfermeros han tenido que re utilizar sus mascarillas N95 por semanas. Para completar los pedidos, las autoridades estatales dicen que han buscado proveedores de EPP tanto en el país como fuera de este.

“Hace cinco meses que esto empezó y todavía hay escasez de batas, gorras, cobertores de calzado, mascarillas sencillas y mascarillas N95. Las entregan en poca cantidad y nos dicen que las reutilicemos”, dijo Deborah Burger, presidenta del sindicato nacional de enfermería.

Según National Nurses United, la organización de enfermeras registradas más grande del país encontró que el 87% de sus miembros reportaron haber reutilizado un respirador o una máscara desechables de un solo uso con un paciente con COVID-19. Una práctica que puede aumentar la exposición del virus no solamente del trabajador, pero también de otro miembro del personal médico y de pacientes.

La actual administración ha dicho que los reportes de falta de equipo han sido “exagerados” (Foto: Royal Thai Army/Handout via REUTERS)
La actual administración ha dicho que los reportes de falta de equipo han sido “exagerados” (Foto: Royal Thai Army/Handout via REUTERS)

Sin embargo, la actual administración ha dicho que los reportes de falta de equipo han sido “exagerados”, y que los fabricantes de este tipo de materiales han mejorado y está haciendo su trabajo de manera adecuada en la mayoría de los estados.

“No voy a decirles que podemos satisfacer toda la demanda, pero hoy hay pedidos significativamente menos incumplidos que en abril. No he encontrado un sistema hospitalario que esté en peligro de agotarse[...] No tengo la sensación de que haya una grave escasez”, explicó el contralmirante John Polowczyk, quien argumentó que los reportes vienen de cartas escritas desde marzo.

Pero, de acuerdo con la publicación, asociaciones médicas, gobernadores y miembros del congreso han pedido ayuda federal desde julio, y a diferencia de marzo la ayuda no solamente es requerida para grandes hospitales, sino para hogares de ancianos, cárceles e instalaciones psiquiátricas y para discapacitados.

Debido al alza de la demanda, los precios se han disparado y algunos hospitales ya han visto estos resultados. El diario reportó que en una audiencia legislativa, un ejecutivo de la asociación de hospitales detalló cómo un hospital de Maryland que gastó USD 600,000 en PPE el año pasado espera gastar USD 10 millones en 2020.

Un proveedor de la salud tiene 12 veces más probabilidades de contagiarse de COVID que el público en general. Pero si no tienen el equipo necesario, este número sube aún más (Foto: REUTERS/Adnan Abidi)
Un proveedor de la salud tiene 12 veces más probabilidades de contagiarse de COVID que el público en general. Pero si no tienen el equipo necesario, este número sube aún más (Foto: REUTERS/Adnan Abidi)

Pero esto no es todo, ya que los consultorios más pequeños que dan servicios de quimioterapia y cirugías menores, no han podido abrir debido a la falta de equipo necesario, de acuerdo a una carta emitida por la Asociación Médica Americana para la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Un estudio hecho por Hospital General de Massachusetts y King’s College London explicó que un proveedor de la salud tiene 12 veces más probabilidades de contagiarse de COVID que el público en general. Pero si no tienen el equipo necesario, este número se multiplica.

La disponibilidad limitada de EPP adecuado, como máscaras, batas y guantes, ha generado inquietud acerca de si nuestro sistema de atención médica puede proteger completamente a nuestros trabajadores de la salud”, dijo en un comunicado el autor principal Andrew T. Chan, jefe de la Unidad de Epidemiología Clínica y Traslacional en Massachusetts General.

Un reporte de la FEMA mostró que hay una escasez de batas médicas pero no ha habido un aumento en la producción de estos elementos desde marzo. Mientras tanto, enfermeros y médicos han tenido que recurrir a usar bolsas de basura como protección.

Estados Unidos ya rebasó los 3 millones de contagios este miércoles (FOTO: REUTERS/Valentyn Ogirenko)
Estados Unidos ya rebasó los 3 millones de contagios este miércoles (FOTO: REUTERS/Valentyn Ogirenko)

Estados Unidos ya rebasó los 3 millones de contagios este miércoles; de acuerdo con CNN la propagación de este último millón fue en los últimos 28 días. Los estados de Texas, California, Florida y Arizona han reportado mayores aumentos. En Tulsa, un alto funcionario de salud dijo el miércoles que un mitin de Trump en la ciudad a fines de junio “probablemente contribuyó” a un aumento en los casos allí.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Peter Tsai: el creador de las mascarillas N95 que salió del retiro y ahora trabaja más de 20 horas al día en el combate al coronavirus

Habló Alexia Padilla, la joven que se volvió viral por la indumentaria que usó para viajar a Cancún en plena pandemia

La “estrategia burbuja” para proteger a Donald Trump del coronavirus

MAS NOTICIAS