George Floyd y Derek Chauvin tuvieron problemas cuando trabajaban en un club nocturno, según uno de sus colegas

De acuerdo a David Pinney, Chauvin sabía perfectamente quien era Floyd

De acuerdo con un colega, Chauvin y Floyd habían tenido problemas en el trabajo (Foto: REUTERS/Callaghan O'Hare)
De acuerdo con un colega, Chauvin y Floyd habían tenido problemas en el trabajo (Foto: REUTERS/Callaghan O'Hare)

El pasado martes George Floyd tuvo un funeral en Houston, Texas, a donde más de 500 personas asistieron. Y mientras eso sucedió, más detalles de la relación entre Floyd y el policía que se arrodilló sobre su cuello, Derek Chauvin, se han descubierto en Minneapolis.

David Pinney, un compañero de trabajo en un el club nocturno donde laboraban Floyd y Chauvin, explicó que los hombres no solamente se conocían, sino que además tuvieron algunos roces.

“Ellos chocaban mucho. Tiene mucho que ver con que Derek era extremadamente agresivo dentro del club con algunos de los patrocinadores, lo cual fue un problema”, compartió Pinney durante una entrevista con CBS News.

Cuando le preguntaron a Pinney si tenía alguna duda de que Chauvin conocía a Floyd, el hombre dijo que estaba seguro: “Lo conocía bastante bien

En una entrevista aparte, Maya Santamaria, dueña del club latino para el que trabajan los tres hombres (y que fue destruido por los incendios que han causado las protestas), habló acerca de la actitud de Chauvin hacia la comunidad afroamericana.

De acuerdo con un ex colega, Chauvin conocía a Floyd (Foto:  Minnesota Department of Corrections/Handout via REUTERS)
De acuerdo con un ex colega, Chauvin conocía a Floyd (Foto: Minnesota Department of Corrections/Handout via REUTERS)

Santamaria explicó que ella le pagó por 17 años al ahora ex oficial cuando estaba fuera de su horario de trabajo para resguardar El Nuevo Rodeo (su club) desde su patrulla. Mientras que Floyd trabajó frecuentemente como un guardia de seguridad dentro del club el año pasado. Ellos solían encontrarse las noches de martes, cuando el club tenía una competencia de danza semanal.

En una entrevista para Telemundo, Santamaria explicó que nunca pensó que el oficial fuera una persona racista.

“No lo consideraba así porque le gustaba mucho trabajar con la comunidad latina. Pero sí sentí que cuando teníamos eventos afroamericanos, su postura cambiaba y le daba más miedo trabajar con esa clientela”, describió. “Creo que les tenía miedo y se sentía intimidado”, agregó para CBS News.

Thomas Lane, uno de los oficiales que se encontraban en la escena y que no hicieron nada por ayudar a Floyd, salió de la cárcel esta tarde después de alcanzar la fianza condicional de USD 750.000.

Esta semana será la tercera en la que manifestantes salen a la calle para exigir justicia (Foto: REUTERS/Lawrence Bryant)
Esta semana será la tercera en la que manifestantes salen a la calle para exigir justicia (Foto: REUTERS/Lawrence Bryant)

Lane de 37 años es uno de los tres oficiales acusados de ayudar e incitar a homicidio en segundo grado y de homicidio involuntario en segundo grado en relación con la muerte de Floyd.

La próxima audiencia de Lane está programada para el 29 de junio, y su abogado, Earl Gray, le dijo al diario Star Tribune que el policía planea presentar una moción para desestimar los cargos en su contra.

J. Kueng y Tou Thao continúan en la cárcel del condado Hennepin. Ellos también tendrán que cumplir con una fianza de la misma cantidad para poder seguir el proceso fuera de la cárcel.

Por lo pronto, las protestas que se dispararon por el asesinato de Floyd, tiene ahora exigencias más específicas, como el “Defund The Police” (quitar fondos a la policía). A lo largo de la semana, las manifestaciones se han centrado en esta frase y han comparado el equipo que la policía ha usado para parar las protestas (como cascos, caretas, escudos y chalecos antibalas), con el personal médico quienes han peleado contra el coronavirus sin cubrebocas e incluso con bolsas de basura como equipo de protección personal.

La petición ha tomado fuerza a lo largo de los años (Foto: Tasos Katopodis/AFP)
La petición ha tomado fuerza a lo largo de los años (Foto: Tasos Katopodis/AFP)

Algunos más reclaman una re orientación de los recursos públicos, con menos dinero para las fuerzas de seguridad y más para la prevención a través de programas sociales, de educación o de lucha contra la pobreza.

Otros, quieren ir mucho más allá y buscan el cierre de departamentos de Policía, para que sus funciones sean asumidas por otras agencias. El concepto no es nuevo, pues grupos de activistas lo manejan desde hace años como la mejor respuesta a la violencia policial, pero tras la muerte con tintes racistas de George Floyd en Mineápolis (Minesota), se ha popularizado y hoy resuena con fuerza en las manifestaciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA