Las principales aerolíneas de EEUU requerirán que los pasajeros usen mascarillas en sus aviones

American Airlines, Delta y United. El tráfico aéreo bajó un 95% comparado con el año pasado, y el vuelo promedio tiene 17 personas a bordo, de acuerdo con cifras provistas por la industria

Foto: REUTERS/Ahmed Jadallah
Foto: REUTERS/Ahmed Jadallah

Tres de las principales aerolíneas de los Estados Unidos -American Airlines, Delta y United- anunciaron este jueves que, como consecuencia de la pandemia de coronavirus, los pasajeros que aborden sus vuelos deberán usar mascarillas.

El anuncio no especificó la fecha de inicio de la medida, pero indicó que será en el futuro cercano y tiene como objetivo cumplir con las medidas de distanciamiento social requeridas en la mayoría de los estados del país.

La primera aerolínea en adoptar una medida de esta naturaleza había sido JetBlue, que comenzará a implementarla a partir de la semana que viene. “Usar un cubrebocas no se trata de protegerse a uno mismo, sino de proteger a aquellos que estan alrededor de uno”, dijo la presidente de la empresa Joanna Geraghty al fundamentar la decisión.

La industria ha sido una de las más golpeadas a nivel global por la pandemia. Estados Unidos no es la excepción: pese a que los vuelos doméstivos no han sido prohibidos, el tráfico aéreo bajó un 95% comparado con el año pasado, y el vuelo promedio tiene 17 personas a bordo, de acuerdo con cifras provistas por la industria.

No obstante, en los últimos días tomaron estado público imágenes de vuelos llenos donde había personas que no usaban mascarillas, en contraste con las recomendaciones de las autoridades sanitarias con respecto al rol que juegan para evitar el esparcimiento del brote.

En algunos casos, consignó The Associated Press, la alta densidad en los aviones fue causada por las aerolíneas, las cuáles habían cancelado vuelos y trasladado a los pasajeros a otros.

La asociación de tripulantes de cabina indicó que 300 de sus miembros han contraído el nuevo coronavirus. Y legisladores demócratas están buscando que la administración de Donald Trump ordene a los pasajeros que usen mascarillas a nivel federal.

El representante Peter DeFazio, president del comité de Transporte de la Cámara de Representantes, dijo que presionó al titular de la administración federal de aviación para que lo hiciera, a la vez que se aseguraran que las aerolíneas tomaran medidas “razonables” para asegurarase que los pasajeros mantuvieran una distancia segura entre ellos.

Los aeropuertos de Estados Unidos, mayormente vacíos como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque
Los aeropuertos de Estados Unidos, mayormente vacíos como consecuencia de la pandemia de coronavirus. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque

El administrador de esa agencia gubernamental, Stephen Dickson, indicó en un comunicado que esperaban que las aerolíneas siguieran los consejos del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por su acrónimo en inglés), sobre la necesidad de usar mascarillas en público.

Algunas aerolíneas también han dejado de vender pasajes para sus asientos del medio en líneas de tres para crear distancia. No obstante, aclaran que si bien ello resulta más sencillo ahora, en tiempos de poca demanda, será más difícil cuando la gente empiece a volar más. Además, indicaron, sus ganancias se verían disminuídas.

Sin embargo, aún si la medida contribuye a mitigar el impacto económico causado por la pandmeia, este ya ha adquirido una magnitud sin precedentes para la industria. Sin perspectivas de repuntar hasta dentro de varios meses, o quizás años, están recortando miles de empleos.

Frente a un crack aéreo que, incluso, podría durar dos o tres años, según expertos y algunos importantes directivos del sector, British Airways anunció el martes la supresión de 12.000 puestos de trabajo sobre un total de 42.000.

Esa misma jornada, la escandinava SAS y la islandesa Icelandair anunciaron el despido de 5.000 y 2.000 empleados, respectivamente.

“Muchas compañías se encuentran en situación de ‘default’ -cese de pagos- (...) los gobiernos les brindan un apoyo sustancial, pero la situación es extremadamente frágil”, señaló el martes Brian Pearce, director financiero de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), con 290 aerolíneas miembros.

“La situación no está para nada resuelta. A comienzos de este año, las compañías disponían en promedio de dos meses de liquidez de caja, que ya han agotado”, añadió.

Más sobre este tema:

El CEO de un organismo que agrupa a aerolíneas latinas asegura : “Fin de mayo o junio es el momento para volver a volar”


MAS NOTICIAS