Joe Biden pidió que se aplace la Convención demócrata por el coronavirus

El evento, en el que se debería ungir oficialmente al candidato presidencial del partido, está previsto para el 13 de julio

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
Joe Biden pidió que se aplace la convención demócrata (REUTERS/Carlos Barria/File Photo)
Joe Biden pidió que se aplace la convención demócrata (REUTERS/Carlos Barria/File Photo)

El cronograma electoral de las primarias presidenciales demócratas indica que la Convención Nacional del partido tendrá lugar el próximo 13 de julio. El evento, en el que la mayoría de los delegados del partido (representando los resultados de las primarias de cada Estado) eligen oficialmente al candidato del partido para la Presidencia y este, a su vez, anuncia el compañero de fórmula, podría atrasarse o hasta cancelarse. O al menos no celebrarlo en su formato tradicional.

Al igual que sucede con la vasta mayoría de las actividades económicas y sociales, la viabilidad del evento es actualmente nula por las medidas de aislamiento social impuestas por las autoridades. Además, 15 de los 23 estados que todavía deben celebrar sus primarias decidieron posponer sus comicios por esta misma razón. El titular del partido, Tom Perez, urgió a sus autoridades a que expandan sus sistemas de voto por correo en vez de continuar posponiendo las elecciones.

La fecha límite que tenían los estados para llevar a cabo los comicios es el 9 de junio. Sin embargo, tres de ellos -Louisiana, Kentucky y Nueva York- han anunciado fechas posteriores.

Las discusiones acerca del destino del evento. Pero el debate cobró más fuerza este miércoles después de que Joe Biden, gran favorito a quedarse con la nominación en detrimento de Bernie Sanders, se mostrara a favor de un cambio de fecha.

Joe Biden y Bernie Sanders (REUTERS/Kevin Lamarque)
Joe Biden y Bernie Sanders (REUTERS/Kevin Lamarque)

El virtual candidato demócrata (su ventaja es prácticamente irremontable) dijo que le cuesta imaginarse que los planes de la Convención no se vean alterados como consecuencia de la pandemia. Además, agregó que la idea original de hacerlo el 13 de julio tenía que ver con un cálculo mediático para no competir en audiencia con los Juegos Olímpicos. Y debido a que el evento deportivo fue pospuesto para 2021, Biden no ve por qué no se puede pensar en aplazar la fecha de los Demócratas.

Lo cierto es que la decisión está en manos del Comité Nacional del Partido y por ahora sus voceros han sostenido que la fecha es inamovible y que realizar una Convención virtual no está en sus planes. Cambiar la fecha no sólo implica un caos logístico, sino que además acortaría el tiempo de la campaña presidencial previa a las elecciones de noviembre. El consenso es que la contienda final será entre Trump y Biden, pero la realidad es que los demócratas siguen en una primaria –francamente paralizada-.

Una seguidora de Donald Trump afuera de un centro de convenciones  (REUTERS/ Maria Alejandra Cardona)
Una seguidora de Donald Trump afuera de un centro de convenciones (REUTERS/ Maria Alejandra Cardona)

Algunos se aventuran a decir que una nueva fecha podría ser a finales de agosto. Los republicanos tienen planeada su propia convención, donde el único candidato es el Presidente Trump, en Charlotte, Carolina del Norte, el 24 de agosto. Esto limita las opciones de los demócratas para finales del mes de agosto. Las convenciones generan eventos durante una semana, por ende no puede haber dos convenciones en paralelo en fechas muy cercanas.

El otro conflicto que enfrenta la Convención es el económico. Una reunión semejante tiene un costo de 70 millones de dólares. En un año normal, el partido no tiene ningún conflicto en recaudar esta cantidad de dinero (que deviene en su totalidad de donaciones). Pero algunos creen que con la posibilidad de una recesión como hace décadas no se ve, inclusive una recaudación relativamente sencilla como es la de la Convención Nacional pudiera verse severamente afectada.

El campo republicano podría enfrentar la misma complicación con la recaudación de fondos. La diferencia es que como el Partido no ha tenido que pasar por una primaria (ya que para ellos es un proceso de reelección), el dinero recaudado hasta ahora no se ha tocado y esto les da una mayor comodidad financiera.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Bernie Sanders: “Ganarle a Biden va a ser un camino difícil”


MAS NOTICIAS