Aumenta la popularidad de Donald Trump en plena crisis por el coronavirus

Casi la mitad de los norteamericanos aprueba la gestión del presidente en medio de la pandemia por el COVID-19

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
La corresponsal de CNN en la Casa Blanca, Kaitlan Collins, intenta hacer una pregunta mientras el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dirige la sesión informativa diaria de respuesta al coronavirus en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 26 de marzo de 2020.  REUTERS/Jonathan Ernst
La corresponsal de CNN en la Casa Blanca, Kaitlan Collins, intenta hacer una pregunta mientras el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dirige la sesión informativa diaria de respuesta al coronavirus en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 26 de marzo de 2020. REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente Donald Trump está hoy en su pico de popularidad. Así al menos lo indican una serie de encuestas publicadas en las últimas horas, donde pese a las críticas en los medios de comunicación, buena parte de los estadounidenses parecen aprobar su gestión durante la crisis del coronavirus.

La famosa encuestadora Gallup acaba de publicar un estudio que indica que el 49% de los estadounidenses aprueban el trabajo que Trump está realizando. Claro que un 45% lo desaprueba. Quizás en otro contexto esto se entendería como un país dividido, pero considerando que desde que llegó a la Casa Blanca el índice de aprobación más alto que Trump ha tenido es precisamente del 49%, los números en la Avenida Pensilvania al 1600 se leen como una victoria.

De igual manera, otros estudios realizados por Universidades como Quinnipiac y Monmouth, le dan índices de aprobación por encima del 45% (lo más alto que ha estado en los últimos 3 años). El portal Politico, en conjunto con Morning Consult, realizó una encuesta que encontró que el 42% apoya la gestión del Presidente, contra un 52% que la desaprueba (25% lo consideran excelente, 17% bueno, 39% pobre y 13% por debajo de las expectativas). Si bien estos números inclinan la balanza en contra de la labor de Trump, siguen siendo los más altos que la gestión haya logrado en los últimos años entre quienes consumen noticias de ese portal.

Sin dudas, el alza en sus números de aprobación se debe a la gestión relacionada al coronavirus. La misma Gallup preguntó concretamente acerca de la labor del Presidente en esta crisis sanitaria y el 60% contestó que aprueba el trabajo de Trump, mientras que el 38% está en contra. Una diferencia de 20 puntos que no es usual ver en un país que ha pasado los últimos tres años dividido entre quienes apoyan al Presidente y prácticamente todo lo que haga, y quienes no lo quieren ni a él ni a ninguna de sus acciones.

Según este estudio, el tema del coronavirus trascendió las fronteras partidarias que dividieron a los Estados Unidos en el último tiempo. Gallup afirma que hay demócratas apoyando la gestión del Presidente y que 6 de cada 10 independientes votaron a favor de la labor de la Casa Blanca con respecto a la pandemia.

Lo curioso es que entre esos mismos encuestados 3 de cada 4 apoyaría que a nivel federal se impusiera una especie de toque de queda para evitar la propagación del virus. Algo que no va de la mano de lo que sugirió el Presidente quien recientemente dijo que su expectativa es que el país esté trabajando con normalidad para la segunda semana de abril. Más alineado con la postura de la Casa Blanca, que apoya un plan de estímulo recientemente aprobado por el Congreso, están el 73% de los encuestados que piden algún tipo de ayuda financiera proveniente del Gobierno para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria.

Algunos comparan este alza en la popularidad del Presidente en medio de una crisis con el alza en la popularidad que tuvieron otros Presidentes en crisis y destacan que el caso de Trump es muy moderado. Por ejemplo, después de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001, la popularidad de entonces Presidente George W. Bush se disparó por encima del 80 por ciento, alcanzando picos del 90%. Claro que las circunstancias no son iguales, aquí no hay un enemigo externo claro que hermane al país, sino un virus que ha afectado al mundo entero.

Otros creen que la lectura debe hacerse diferente no porque las circunstancias sean otras, sino porque Donald Trump ha sido distinto a todos sus predecesores y es muy difícil comparar su gestión con otras.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Donald Trump habló con el presidente Xi Jinping y anunció que trabajará junto con China para enfrentar al coronavirus

Cuándo va a terminar la pandemia del coronavirus y qué pasará después

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos