EEUU reveló que ofreció ayuda para combatir el coronavirus pero que China aún no respondió

El asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, confirmó que la Casa Blanca envió la propuesta. Hasta el momento, el brote ya mató a 360 personas en territorio chino y a una más en Filipinas. Los contagiados son más de 17.000

China ya confirmó 360 muertos por coronavirus (Reuters)
China ya confirmó 360 muertos por coronavirus (Reuters)

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien, afirmó este domingo que Estados Unidos ha ofrecido su ayuda a China para combatir el brote del nuevo coronavirus que ya mató matado ya a más de 300 personas, pero que Beijing por el momento no ha contestado a la oferta.

"Tenemos el mejor sistema médico del mundo y este es un problema mundial. Queremos ayudar a nuestros colegas chinos si podemos. Veremos. Hemos hecho la oferta. Veremos si la aceptan", reveló O'Brien en una entrevsita con la cadena de televisión CBS.

Trump y Xi Jinping, durante la visita del norteamericano a Beijing en noviembre de 2017 (Reuters)
Trump y Xi Jinping, durante la visita del norteamericano a Beijing en noviembre de 2017 (Reuters)

En concreto, O’Brian mencionó a los expertos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y de los Institus Nacionales de Sanidad (NIH). “Probablemente tenemos a los mejores responsables del mundo en sanidad pública. Tenemos muchísima experiencia”, subrayó.

El número de muertes confirmadas por el brote de coronavirus de China aumentó a 360, superando el número de muertes del país por el brote de SARS de 2002-03. Especialistas señalan que el nuevo coronavirus -coronavirus 2019-nCoV, transmisible entre humanos- surgió en diciembre en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, más específicamente en un mercado famoso por la comercialización de carnes exóticas.

El gigante asiático, cuyo crecimiento ya sufría una ralentización antes de la epidemia, anunció el domingo una inyección de 1,2 billones de yuanes (175.000 millones de dólares) para apoyar a la economía del país. El banco central efectuará la operación el lunes, cuando vuelvan a abrir los mercados financieros tras las vacaciones de Año Nuevo, prorrogadas a causa del coronavirus.

Ante la propagación imparable de este nuevo coronavirus, numerosos países, entre ellos Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Irak e Israel, cerraron sus fronteras al ingreso de viajeros provenientes de China en una desesperada tentativa de limitar su exposición a la epidemia.

El virus ya ha alcanzado a más de una veintena de países, incluyendo España, el Reino Unido, Alemania, Rusia y Suecia, mientras que África y América Latina parecían de momento exentas de la epidemia. En América Latina los gobiernos de Guatemala y El Salvador ya suspendieron el ingreso a su territorio a personas procedentes de China.

La muerte en Filipinas fue anunciada justo después de que Manila decretara el cese inmediato de la entrada de todos los visitantes extranjeros desde el gigante asiático. En paralelo, continuaban las operaciones de repatriación de los extranjeros que se encontraban en la zona afectada.

Un segundo avión francés, con 250 personas de una treintena de nacionalidades, entre ellos 10 mexicanos, aterrizó el domingo en una base militar en el sureste de Francia. En Marruecos, una aeronave con 167 marroquíes de Wuhan a bordo aterrizó en Benslimane, entre Rabat y Casablanca.

En Italia, un avión militar despegó el domingo de Roma para repatriar a 67 personas de Wuhan. Argelia también anunció que iba a retornar, a petición de sus gobiernos, a 10 tunecinos y a estudiantes libios, junto a 36 argelinos, que están bloqueados en la metrópolis china.

Para intentar frenar la propagación del virus, el gobierno chino impuso medidas drásticas y limitó los desplazamientos de personas. Desde el 23 de enero, unos 56 millones de habitantes están confinados en la provincia de Hubei y su capital Wuhan, la metrópolis de 11 millones de personas donde se detectó el brote.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: