Planta de General Motors (Reuters)
Planta de General Motors (Reuters)

Los trabajadores estadounidenses tuvieron una inesperada caída en la productividad durante el tercer trimestre, con un crecimiento de su producción que no se mantuvo al mismo nivel que las horas trabajadas.

El Departamento de Trabajo dijo el miércoles que la productividad no agrícola, que mide la producción por hora por trabajador, cayó a una tasa anualizada de 0,3% entre julio y septiembre, la mayor caída en casi cuatro años. La última caída que fue más pronunciada fue en el cuarto trimestre de 2015.

Los analistas habían esperado un crecimiento de la productividad del 0,9% durante el trimestre. Este descenso podría retrasar las perspectivas de un repunte esperado por algunos economistas en la tasa de crecimiento tendencial de la productividad tras la reforma tributaria aprobada en 2017, destinada en parte a fomentar la inversión.

Un trabajador acomoda alimentos en un supermercado de California (Reuters)
Un trabajador acomoda alimentos en un supermercado de California (Reuters)

Parte de la sorpresa se debe a una modesta revisión al alza en la estimación del Departamento de Trabajo para el crecimiento de la productividad durante el segundo trimestre, al 2,5% de crecimiento, desde una estimación anterior del 2,3%.

Los economistas señalan muchas razones diferentes para el lento nivel actual de crecimiento de la productividad. Algunos argumentan que las nuevas tecnologías, como los teléfonos inteligentes y el software móvil, simplemente no son tan útiles desde el punto de vista económico. Otros dicen que las innovaciones como los motores de búsqueda, que son gratuitos para los usuarios, no se capturan adecuadamente en los datos gubernamentales.

Con las revisiones, la productividad laboral fue 1,4% mayor en el tercer trimestre que en el mismo periodo de 2018. Esto es una décima de punto más que la tasa media de crecimiento anual del 1,3% de 2007-2018, pero muy por debajo de la media a largo plazo del 2,1% entre 1947 y 2018.

La productividad laboral también disminuyó en el sector industrial por segundo trimestre consecutivo, cayendo a una tasa anual del 0,1% en el tercer trimestre.

Los costos laborales unitarios, el precio de la mano de obra por unidad de producción, aumentaron a una tasa de 3,6% en el tercer trimestre.

Las horas trabajadas aumentaron un 2,4%, mientras que la producción aumentó un 2,1%.

(Con información de Reuters y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: