Carles Puigdemont (Reuters)
Carles Puigdemont (Reuters)

El ex presidente regional catalán Carles Puigdemont calificó este lunes de “barbaridad” las penas de hasta 13 años de prisión impuestas a varios independentistas catalanes por el intento fallido de secesión de España llevado a cabo en 2017 bajo su mandato.

100 años de prisión en total. Una barbaridad. Ahora más que nunca, a vuestro lado y al de vuestras familias. Toca reaccionar, como nunca”, tuiteó Puigdemont, que se marchó en a fines de octubre de 2017 a Bélgica tras los hechos juzgados ahora por el Tribunal Supremo, y sobre quien pesa una orden de captura en España.

El alto tribunal español impuso la mayor pena, 13 años de prisión y 13 años de inhabilitación absoluta por sedición y malversación, fue para su ex mano derecha Oriol Junqueras. La justicia española no juzgó a Puigdemont y a otros cuatro ex miembros de su gobierno al no estar en España.

En tanto, un juez español emitió una nueva orden internacional de detención contra Puigdemont, luego de conocerse la setencia del Tribunal Supremo. El pedido fue realizado “por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos”.

Por su parte, el actual presidente del gobierno catalán, el soberanista Quim Torra, afirmó que la condena es “antidemocrática”, un acto de “venganza, no de justicia”, y se reafirmó en la idea de un “Estado independiente” para Cataluña y avanzar “sin excusas” hacia la república.

En una declaración institucional, Torra informó que este lunes pedirá por carta al rey Felipe VI y al presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, una “reunión urgente” para “tratar la crisis que se abre con la sentencia”.

Quim Torra (Reuters)
Quim Torra (Reuters)

El Tribunal Supremo español condenó a nueve líderes independentistas como culpables de sedición y malversación por el referéndum ilegal de “autodeterminación” del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, al que siguió una declaración parlamentaria unilateral, el 27 de aquel mes, a favor de la independencia. Según Torra, Cataluña “vive una hora grave”, pues se trata de una sentencia contra personas “honorables y pacíficas”.

Condenarlas es un insulto a la democracia y un menosprecio a la sociedad catalana”, subrayó el gobernante catalán, por tratarse de “un juicio político y de una causa general contra el derecho a la autodeterminación de Cataluña y el independentismo”.

A su vez, el ex vicepresidente del gobierno catalán Oriol Junqueras, condenado a 13 años, también acusó al Estado español de “moverse por la venganza”, y se reafirmó en sus “convicciones democráticas y republicanas” en una carta difundida tras conocerse la sentencia. “La independencia (de Cataluña) es hoy, más que nunca, una necesidad para poder vivir en una sociedad más libre, más justa y más democrática”, aseguró.

“La injusticia se ha consumado” y la democracia vive “un día oscuro”, dijo a su vez la expresidenta del Parlamento regional Carme Forcadell en Twitter, tras ser condenada a 11 años y medio de cárcel.

El ex líder de la asociación soberanista Omnium Cultural Jordi Cuixart llamó a “reincidir” a pesar de la sentencia condenatoria: “Lo volveremos a hacer. Amnistía, democracia y autodeterminación”, comentó al conocer que tendrá que cumplir 9 años de reclusión.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: