Mette Frederiksen no pudo contenerse durante una sesión por un caso de animales de circo.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, provocó las risas de los miembros del Parlamento danés al relatar una tierna, pero cómica historia sobre la forma en que el gobierno rescató a cuatro elefantes y a un camello de un circo local.

El Parlamento danés rompió la rutina y soltó varias sonrisas cuando escucharon a Mette Frederiksen el pasado 3 de octubre. La política del Partido Socialdemócrata narró al principio de la sesión la razón por la que compraron a los paquidermos, pero también tuvieron que adquirir al camello Ali.

La mujer de 41 años leía un informe sobre el plan que su administración tiene para rescatar a cientos de animales exóticos de los circos locales.

El discurso transcurría de manera normal, hasta que la primera ministra no pudo contenerse y comenzó a reír. Su comportamiento poco usual provocó que el resto de los legisladores presentes en la sesión la imitaran y soltaran tremendas carcajadas por varios minutos.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, provocó las risas de los miembros del Parlamento danés al relatar una tierna, pero cómica historia. (Foto: captura de pantalla)
La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, provocó las risas de los miembros del Parlamento danés al relatar una tierna, pero cómica historia. (Foto: captura de pantalla)

Frederiksen relató que tuvieron que adquirir también un camello, porque sostiene una estrecha amistad con uno de los elefantes.

“Recibimos información importante de que sería incorrecto separar a Ramboline y Ali”, explicó Mette Frederiksen en la tribuna sin poder contener su risa.

“Es por eso que en realidad tenemos a Ali”, añadió la política intentando detener su contagiosa reacción, mientras sus compañeros también disfrutaron del cómico relato.

Ramboline, Lara, Djunga y Jenny fueron adquiridos por casi un millón y medio de euros (equivalente a USD 1.653.022) del circo Dannebrog, para que pudieran jubilarse. A la transacción tuvo que añadirse la compra del camello Ali.

La curiosa historia provocó en el Parlamento danés varios minutos de risas hasta las lágrimas. (Foto: captura de pantalla)
La curiosa historia provocó en el Parlamento danés varios minutos de risas hasta las lágrimas. (Foto: captura de pantalla)

Ramboline y Ali se conocieron en el circo Dannebrog. Su estrecha amistad fue retratada por primera vez en la televisión nacional gracias a un documental transmitido en 2010 y desde entonces su hermosa amistad ha sido llevada en varias ocasiones a la pantalla.

El Gobierno de Dinamarca intenta rescatar a cientos de animales exóticos de los circos locales, por lo que pactó la jubilación de estos cuatro elefantes, pero su sorpresa llegó cuando el personal del centro de espectáculos aseguró que sería un error no adquirir al camello.

La curiosa historia provocó en el Parlamento danés varios minutos de risas hasta las lágrimas.

Cuando la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, recobró la compostura, agradeció a todos los presentes por el apoyo para rescatar y acceder a comprar a los animales de los circos locales.

El discurso transcurría de manera normal, hasta que la primera ministra no pudo contenerse y comenzó a reír. (Foto: captura de pantalla)
El discurso transcurría de manera normal, hasta que la primera ministra no pudo contenerse y comenzó a reír. (Foto: captura de pantalla)

El Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación de Dinamarca es el encargado de facilitar la compra y venta de los animales que son rescatados de los circos locales y después acogidos por los zoológicos o parques de safari en el país.

Los animales, por el momento, están siendo atendidos por un grupo de derechos de los animales, Animal Protection Denmark.

El momento cómico ocurrió al principio de una sesión que duró alrededor de 15 horas y que se llevó a cabo antes de que el Parlamento danés discuta un nuevo proyecto de ley para defender los derechos de los animales y prohibir las especies exóticas en los circos.

Mette Frederiksen se convirtió en la primera ministra de Dinamarca el pasado 27 de junio. Pertenece al Partido Socialdemócrata, agrupación que tiene la intención de promover los derechos de los animales en su país.

Frederiksen relató que tuvieron que adquirir también un camello, porque sostiene una estrecha amistad con uno de los elefantes. (Foto: captura de pantalla)
Frederiksen relató que tuvieron que adquirir también un camello, porque sostiene una estrecha amistad con uno de los elefantes. (Foto: captura de pantalla)

Los temas principales de su agenda son la migración y el cambio climático.

“Cuando vienes a Dinamarca, tienes la oportunidad de vivir en un país libre y pacífico con acceso a educación gratuita, ayuda médica gratuita y la oportunidad de trabajar. Para beneficiarse de eso se requiere responsabilidad. Si no asume esa responsabilidad, es una violación de confianza”, señaló durante su toma de protesta.

Sobre el cambio climático se comprometió a impulsar una nueva ley antes de Navidad y después un plan de acción.