Cuatro elefantes y un camello: el relato que provocó un ataque de risa a la primera ministra de Dinamarca en una sesión del Congreso