Carlos Trujillo, el embajador norteamericano ante la OEA
Carlos Trujillo, el embajador norteamericano ante la OEA

"Venezuela es un tema muy muy importante para nosotros y tenemos mejor relación con los países que nos han apoyado en este tema, así que esperamos que quien gane las elecciones en Argentina también tenga el interés de defender los derechos humanos en la región", aseguró consultado por Infobae Carlos Trujillo, embajador ante la OEA del Gobierno de Trump.

La declaración de Trujillo llega semanas después de que el candidato presidencial argentino Alberto Fernández -que compite en la fórmula con la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner- asegurara que en Venezuela "no hay una dictadura pero sí un Gobierno autoritario". Sus dichos despertaron preocupación entre los opositores al régimen de Maduro, que ven cómo el postulante con más chances de alcanzar el poder en Argentina no condena directamente al chavismo, acusado de graves violaciones a los derechos humanos por la comunidad internacional.

(Las declaraciones de Fernández)

"Tiene que tomar en cuenta el reporte de Michelle Bachelet que describe con detalle los abusos que viven los venezolanos, las torturas…", aseguró Trujillo durante una conferencia de prensa telefónica. "Tiene que asesorarse", insistió.

Trujillo también explicó que el gobierno de Donald Trump busca una salida pacífica del régimen chavista. Y en ese sentido, afirmó que EEUU respalda al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en su intención de convocar a una reunión del órgano de consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), para facilitar "más acciones colectivas para enfrentar la amenaza que representa el ex régimen de Nicolás Maduro para el pueblo venezolano y para la región".

El presidente interino Juan Guaidó es reconoicdo por más de 50 países como único poder legítimo de Venezuela (AFP)
El presidente interino Juan Guaidó es reconoicdo por más de 50 países como único poder legítimo de Venezuela (AFP)

"El propósito no es aplicar la fuerza militar, es buscar un marco jurídico que no existía hasta este momento, para que los países puedan avanzar para traer un cambio democrático", detalló.

El TIAR, firmado en 1947 en Río de Janeiro, Brasil, es un mecanismo defensivo mutuo que puede ser invocado por cualquier país del continente ante el ataque a cualquiera de sus miembros. Fue uno de los primeros acuerdos defensivos surgidos tras la Segunda Guerra Mundial, adelantándose por dos años al Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

"Once países firmaron la convocatoria, mañana van a anunciar que se presentó, y ya hay votos necesarios para convocar a una reunión del TIAR, que será en las próximas semanas", explicó Trujillo. Según el embajador norteamericano, lo que ocurrirá será una reunión de cancilleres. "Se debatirá la crisis humanitaria, la migratoria, la falta de control de fronteras, el accionar de grupos narcos profesionales y las amenazas que suponen la la region: de tráfico de armas, personas, de oro y grupo irregulares", agregó.

Venezuela había dejado el TIAR en 2012, junto a Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua, pero la Asamblea Nacional, controlada por la oposición al régimen chavista y reconocida como único órgano democrático legítimo de Venezuela por más de 50 países, aprobó el 7 de mayo pasado el regreso del país al tratado. Esta herramienta le permitiría al presidente interino Juan Guaidó solicitar la asistencia militar de otros países de la región para remover a Maduro.

"El Tratado prevé una gama de opciones, que van desde la negociación, la ruptura de relaciones diplomáticas, ruptura de relaciones consulares, suspensión de comunicaciones económicas, de transporte terrestre, marítimo, aéreo, comunicaciones radioeléctricas, radiofónicas, etc… Y por último la opción de acciones coercitivas de carácter militar", explicó Gustavo Tarre Briceño, el representante de Guaidó ante la OEA.

El principal artículo del TIAR es el 3.1 que establece que "un ataque armado por cualquier Estado contra un País Americano, será considerado como un ataque contra todos los Países Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas".

Esta es la primera vez desde 2001, a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Estados Unidos, que los Estados parte del TIAR se unirán para convocar al órgano de consulta en virtud del tratado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: